Sesión N° 273


Sesión pública de transmisión telepática N° 273

Chicago, 14 de enero del año 2018

.

El Ser Espiritual –El Protector de la Tierra ENKI a través de la médium, la Sra. Lucyna Łobos-Brown, responde a las preguntas formuladas.

.

Declaración de la Sra. Lucyna Łobos-Brown sobre el libro “Nuestro Hogar”.

(Este libro se puede conseguir gratis a través de este enlace: https://espiritismo.es/Descargas/libros/nuestrohogar.pdf)

Lucyna Łobos-Brown: Este libro “Nuestro Hogar”, cuando lo leí por primera vez, me quede bastante sorprendida. Bastante sorprendida e incluso en un estado de tal deslumbramiento que pensé que en estas transmisiones, una tras otra, ENKI ya había estado hablando acerca de este tema, tal vez de una manera un poco diferente, en otras palabras, pero habló, habló sobre el infierno, habló sobre el purgatorio, acerca de esos lugares de transición, sólo que… bueno, yo no lo había entendido en absoluto, no lo había entendido, así que después de haber leído este libro “Nuestro Hogar”, lo que André transmitió ahí, y que su amigo que estaba en la Tierra transcribió, experimentó una revelación. Entonces leí este libro por segunda vez para entender ciertas cosas. Mientras tanto, también vi la película del mismo título: “Nuestro Hogar”.

Y ahora lo que concluí este es mi pensar y a eso llegué, que en realidad esta película hablaba que el denominado “infierno”, se encuentra al alcance de la mano, es decir, “el infierno” bordea o yace sobre la Tierra, en el tiempo terrenal para la gente terrenal. Opino a esta conclusión llegué que lo que vivimos, es como un infierno terrenal. Otra cosa es el infierno espiritual, donde cada uno, exactamente cada uno va a encontrarse ahí. Así habló acerca de esto Klimuszko, muchas veces lo repitió ENKI, pero bueno, la gente lo toma principalmente con indignación: “¿Cómo es eso? ¡Yo, tengo que ir al infierno! ¡Nunca! Yo voy a la iglesia, voy a la confesión, tomo la comunión y… ¡¿Yo tengo que encontrarme en el infierno?! Sí, ENKI está mintiendo”. Bueno, pero Él cambió la táctica y otras almas empezaron a venir para hacer precisamente que la gente empiece a darse cuenta… de lo que hay en la Tierra, que aquí empieza este infierno, es decir este umbral, como fue llamado por el autor El  umbral”

¿Llegará esto a alguien, alguien buscará este libro, lo irá a comprar o comprará una cinta y verá la película? No sé, eso dependerá de ustedes, pero sé una cosa, que después de lo que André pasó y habló de lo que experimentó etapa por etapa, lo que experimentó en el umbral, es decir en este infierno, apenas después llegó a la zona de transición, que se encuentra entre el umbral y el purgatorio, es decir una colonia. Y de esas colonias entre estos Mundos Espirituales, hay muchas. Y todos, pero todos, deben pasar por tal colonia, –precisamente para que se limpien también ahí, y sobre todo para que se c u r e n, para que apenas después puedan ir al llamado “purgatorio”. Todo esto se describe en este libro “Nuestro Hogar”. Y opino que este libro cada uno, pero cada uno lo debería tomar en sus manos y ponerse a pensar, ponerse a pensar quién soy, para qué vine aquí a la Tierra, qué tarea tengo que realizar, no para dañarse, jugándole sucio uno a otro, pero y en la otra persona ver a un amigo, un hermano, una hermana, y esto es precisamente lo que se describe en este libro “Nuestro Hogar”.

Señoras y señores, sobre este tema sería posible hablar mucho y podría resumir este libro parte por parte, porque en este momento estoy tomando este libro por tercera vez. Digo una vez más –hasta ahora voy a volver a leer, hasta que lo entienda–, entienda lo que en verdad este espíritu de André quería transmitirnos, porque este es un mensaje, una transmisión. No se puede, algo así pensar, así que –estoy aquí en la Tierra y después me voy a confesar, voy a comulgar–, o que en las últimas horas venga el cura y me unja el aceite, y entonces yo me voy a encontrar de inmediato, tal vez no en el cielo, pero en el purgatorio. E incluso para llegar a este purgatorio falta algo de camino que recorrer, porque señoras y señores estamos saliendo de este infierno terrenal, porque aquí está el umbral –en la Tierra–, éstos se superponen, se compenetran. Y entonces, apenas cuando nos encontramos en este umbral o en este infierno viene la revelación. También sucede que, no a todos, porque para muchas almas que ya se encuentran en ese infierno está bien, pues porque ahí en verdad se está bien –se puede hacer lo que se quiere, no hay ningunas obligaciones que nos impulsaran a subordinarnos. Incluso se puede venir a la Tierra y hacer lo que se hizo en la vida, así que pues ¡en el umbral se está muy bien!

Pero… qué pasa después… porque en el umbral se puede estar, como escribe André, se puede estar varias horas y se puede estar muchos años. También se puede venir directamente desde el umbral a la Tierra, es decir reencarnarse, porque aquí no hay ningunas prohibiciones, mandatos, cuando se llega a la Tierra, sólo la próxima vez. Estos mandatos, que son digamos como permisos, los hay sólo apenas cuando te encuentras en este mundo que es como de transición, es decir, en esa colonia, porque desde el mismo purgatorio (esto también lo escribe André) apenas puede pasar la gente, reencarnarse, quienes pasaron muchos entrenamientos, aprendieron lo significa respetar a una segunda persona o espíritu, ¿no? –porque esto… porque es el Mundo Espiritual. Por eso, la mayoría, pero la mayoría de los seres viene de este umbral con el fin de reencarnarse.

Trabajan muy duro en el umbral, por eso nuestro Klimuszko no dijo nada malo sobre el tema del umbral. Él dice –trabajo duro–. Apenas en este libro se puede leer que incluso los Ángeles que ya han pasado por este purgatorio y se encontraron en la siguiente zona, se convirtieron en estos Ángeles, ellos llegan a esa primera zona de umbral y ahí todavía buscan y ayudan a los seres a salir de ahí.

Entonces, señoras y señores, estas son mis consideraciónes después de estudiar este libro dos veces y ustedes también…, los animo a que lo hagan. No es como dicen, como lo dice la religión, como uno le dice a otro que “cuando muera, por fin tendré paz”. No es cierto, apenas se inicia el trabajo…, el trabajo duro –ayudar a otros y en general a trabajar en ese mundo de transición– en esa colonia. Porque cómo es realmente en ese purgatorio, no lo sé, porque a propósito André no escribe sobre esto, sólo escribe cómo fue fácil, cuando se encontró ya en esa colonia, qué tan fácil es perderse y volver a caer en ese infierno, en ese umbral.

Sobre todo señoras y señores… sí… sobre todo esto… es necesario ponerse a pensar en ello, cada uno debería propiamente hacerse esta pregunta: “¿quién soy?”. Porque viniendo del umbral, porque cada uno pasó este umbral, incluso estando aquí, viniendo del umbral a la Tierra con la finalidad de otra encarnación, entonces todos tienen esta resolución que: “debo cambiar, debo empezar a comportarme de manera diferente, porque yo ya no quiero regresar otra vez a esta zona del umbral”. Pero en lugar de, –cuando ya se está en el cuerpo físico–, en lugar de empezar a trabajar en uno mismo, en la propia limpieza, en el prefeccionamiento, caemos todavía más profundo en este agujero, en el lodo, –el efecto resulta cuando uno muere–. Entonces se está de vuelta en ese infierno, en ese umbral. Así que lo que escribe André, es mucho, pero en realidad toda la multitud humana atraviesa este umbral, y sólo unas cuantas salen o se van a la colonia, donde pasan por toda la etapa de entrenamiento, curación y trabajo, sobre todo trabajo No es así que cuando se abandona el cuerpo –“vaya… por fin me deshice de él” –. Apenas es el inicio.

Así que este libro es para mí, como un libro de texto de la primaria o un indicador y (puntero) de cómo hay que empezar a comportarse, cómo hay que verse entre sí, porque este es mi sentir señoras y señores, por que cada uno tiene su propio sentir y su razón. Pero hasta que no entendamos esto, que hay que trabajar en uno mismo, entonces señoras y señores, vamos a seguir revolcándonos en el lodo, en el limo y lidiando con el umbral. Opino que ya es más que la hora –a partir de este año, que ya ha comenzado–, ya es hora de empezar a respetar, a respetar a una segunda persona. A respetarse a uno mismo sobre todo, porque si no nos respetamos a nosotros mismos, entonces no vamos a respetar a otra persona. Y empezar a trabajar para convertirte en la persona que decidió que será cuando bajó a la Tierra, porque tales resoluciones las tienen esas almas que descienden. Porque cuando ya estas almas han sido trasladadas desde aquel umbral a… a esta zona, a la colonia, entonces apenas ahí, apenas ahí se inicia: el trabajo, la curación y lo demás. Entonces ahí, cuando quieres venir a la Tierra, es necesario tener cierto tipo de permiso, un permiso de los Seres que ya han pasado por todo esto, que propiamente sólo trabajan en esas colonias, y que viven en los Mundos Superiores.

Y ahora se puede decir esto, porque el libro de André en algún lugar de esos países de América del Sur, donde vivió, –son [incomprensible en la cinta de origen. N. del T.] colonia?–. No, porque también al leer por segunda vez este libro, apenas me di cuenta que –de todas esas colonias de ayuda, de apoyo a esas almas, hay bastantes–. Por lo que entendí, cada país tendrá tal colonia, por lo que el espíritu no llegará directamente después de la muerte a esta colonia –“bueno… entonces ahí voy a descansar, ahí me van a curar…”–. ¡No! Uno debe pasar primero por este umbral, este infierno que se conecta con la Tierra, así como si se superpusieran: Tierra – umbral, es decir Tierra – infierno terrenal, umbral – infierno espiritual.

Es un hecho que debemos pasar por ahí, no hay la menor duda, porque vamos a pasar, pero lo importante es estar allí el menor tiempo posible. No algunos años o incluso –no sé cuánto tiempo–, pero André dijo que algunos son capaces de estar durante muchos, muchos años y les gusta, así que pregúntense: “¿quién soy, cómo me comporto, qué debería cambiar en mi vida?”. Para que después, cuando nos deshagamos de esta cubierta corporal, estemos en el umbral un tiempo breve, en total por un corto tiempo, porque ahí están los Enviados especiales que vienen y llevan, llevan a las almas a esta colonia. Y depende de dónde se encuentre esta colonia, en qué parte del Universo.

Señoras y señores, así es el trabajo –no hay otro–, es decir, el infierno o umbral es uno, el cual rodea a toda la Tierra. Apenas cada colonia se encuentra en diferentes lugares, así que yo personalmente, aunque ya leí este libro dos veces, pienso hacerlo por tercera vez. Vi la película, la película tampoco da lo que da leer el libro. El libro es un complemento para entender, pero no se entenderá después de leer el libro por primera vez. Surge un caos en la persona, incluso miedo –“¿qué es esto?”–. Apenas a la segunda se puede ya tranquilamente empezar a pensar con calma.

Yo les estoy pidiendo a ustedes, les deseo a ustedes que después de mi “parloteo” de hoy, hagan un resumen de su vida. No tiene nada que ver con que seamos saludables, fuertes, pero de todos modos, hagan este resumen. Y sobre todo, deberían comprar un libro como este: “Nuestro Hogar”. Porque muchos definitivamente no querrán leer, aunque es necesario leer dicho libro, una o dos veces. Está la película, la película “Nuestro Hogar”. Y entonces adelante pueden, lo que dije, pueden verla. El propio André, señoras y señores, lo que él decía –se encontró, estuvo en este infierno algunos años, cinco o seis años–, algo así, entonces fue mucho tiempo, considerando que él tuvo que entenderlo y sufrir tanto, y se puso a pensar en esto, “qué hice mal en mi vida”. Porque él fue, se puede decir más de una vez, muy, muy religioso, muy responsable, y aquí de repente ¡pum!… y te encuentras en el infierno… Entonces se puede hacer la pregunta –“¿qué estuve haciendo mal?”–. Ayudó a la gente porque era médico, no lastimó a nadie, pero pues se encontró algo, que se lo mostraron y dijeron apenas en esa colonia.

Así que les deseo ya en este año, cuando se familiaricen con este libro “Nuestro Hogar”, que cambien su actitud, su comportamiento y se conviertan realmente en lo que Dios mismo espera, porque Dios nos creó como espíritus perfectos, pero con el transcurrir de los años empezamos…, bueno, a perder esta perfección. Pero ÉL nos dio algo más, nos dio la razón, la libre voluntad, sobre lo cual se puede ahora pensar, trabajar, así que les invito a esta lectura, a leer, no una, dos o incluso tres veces, hasta diez según sea necesario y entonces se entiende. Así que les deseo en esto, el despertar. También yo me desperté, porque es difícil decir que yo sabía mucho, porque tengo contacto con el Mundo Espiritual. Sólo apenas después de leer precisamente, de conocer este “Nuestro Hogar”, comprendí cuántos errores cometí y qué debería cambiar en mi vida.

Y lo mismo les deseo señoras y señores. Y hay todavía un asunto más, que hoy tenemos a Barbara en un no buen…, digamos un poco en mal estado. Bueno, presente, pero no presente. Damas y caballeros, si desean hacer las preguntas a ENKI, entonces por favor acérquense, hay muchos asientos, hay dos sillas libres y directamente a través del micrófono pueden preguntarle a ENKI, para que no haya una lectura larga, porque han llegado varias preguntas del exterior de Chicago. Pero aquí, cuando estamos aquí entre nosotros, por favor, por favor acérquense, tomen el micrófono y hagan la pregunta. Y será más fácil, y yo también tendré este asunto más fácil, tendré la conexión visual con la Energía, porque esto también es muy importante. Así que habrá un momento de descanso, porque por este discurso me he cansado un poco, así que algunos minutos y empezamos. No sé, tal vez Ryszard empezará con las preguntas que han llegado, y luego lo discutiremos, así lo acordamos. Y así pienso que va a estar bien, es decir ustedes también tendrán este contacto más cercano, se sentirán más apreciados, y también será diferente. Voy a pedir directamente la pregunta que ustedes formularán aquí. Entonces, por ahora yo…

Ryszard: Muy buena idea, opino que es una gran idea. Regreso… sí, ¡bravo!

Aplausos en el salón.

Después de unos minutos de pausa.

ENKI: Yo… ENKI…, les doy la bienvenida este Año Nuevo dos mil dieciocho, en la primera reunión del grupo, que debería ser más grande, pero aún así estoy contento con las personas que no estuvieron el año pasado pero que en este año… están. Especialmente… me alegra enormemente que nuestra amiga, Nina, haya venido a la reunión. Bienvenida, Nina. Y también le doy la bienvenida a tu hermana Danuta y a su madre, pero a esto todavía volveremos. Hoy, así en verdad, Lucyna dio un discurso en lugar de Klimuszko, quien tuvo que permanecer en el lugar de trabajo, porque vinieron muchas almitas nuevas, se presentó en el umbral. De seguro están esperando de mí el Manifiesto de Año Nuevo… No voy a decir cosas buenas, porque en verdad no las habrá. El año será más difícil que el que ha pasado. Y lo que también fue dicho por Lucyna, porque entre otras cosas que dijo, yo también coloqué algunas palabras, –­y si alguien la escuchara con atención–, entonces podría darse cuenta de que no todas las palabras le pertenecían a ella. Y… ¿qué más va a pasar? Y este año va a ser muy pesado. Ya se inició… con distintos asuntos catastróficos. Y de estos asuntos catastróficos habrá más. Y durante la reunión de hoy no habrá tal Manifiesto, sólo en el transcurso de la reunión y en mis respuestas todavía agregaré lo que puede suceder y va a suceder en este año. Pero ahora ya vamos a empezar, porque habrá gente, se acercarán directamente a mí, al micrófono. Y así precisamente me gusta. Así que escucho Ryszard, porque dejaremos tranquila a Barbara, para que pueda aguantar bien esta transmisón telepática hoy, así que la vas a reemplazar. Escucho la primera pregunta, escucho.

Ryszard: No hay problema, con todo gusto. Te damos la bienvenida Maravilloso Protector Espiritual Enki a la reunión de hoy, llenos de confianza de que este año nuevo 2018 despertará a muchas personas, que las Leyes Divinas serán entendidas por muchos y empiece a disminuir el dolor y sufrimiento en la Tierra, el cual constatemente reúne la cosecha de la ignorancia humana y la falta de conciencia. De todo corazón te pedimos que nos guíes a la Verdad y te agradecemos por “la Luz en el Camino”. Gracias.

ENKI: Yo también agradezco, aunque me gustaría más, pero está bien y es suficiente, porque… como lo he dicho con frecuencia, no importa… la cantidad, sino la calidad. Y cuando se familiaricen con este libro “Nuestro hogar”, interpretado por André, entonces se abrirán más sus mentes y corazones, para que ustedes puedan ser un apoyo para otras personas. Escucho.

Ryszard: Y las primeras dos preguntas son de Marcel desde Polonia. Bienvenido Enki en este año 2018 y te saludo a la manera terrenal cordialmente. Mi primera pregunta. En una de las sesiones de marzo del 2017, comentabas sobre la oración del “Padre Nuestro”. Para sorpresa general, a finales del año, el Papa Francisco también se refirió a las palabras relacionadas con a la frase: “… y no nos dejes caer en la tentación…”. Me pregunto si estas sesiones las están leyendo los dignatarios de la iglesia o es sólo una coincidencia. Marcel.

ENKI: Bienvenido Marcel. Aunque a veces… tus preguntas son difíciles, me gusta… responder a tus preguntas. En el Mundo Espiritual, Marcel, las casualidades… no hay, y también el Papa Francisco… también es dirigido por nuestro Mundo Espiritual. Y si quieres saber exactamente por quién, a través de qué zona, entonces ya puedo decirte –la tercera… zona–, porque el Universo está dividido en las denominadas zonas. Y para llegar al cielo… ahí, donde los sacerdotes les envían a ustedes, es necesario atravesar algunas bonitas zonas. La zona tres… aquí ya se inicia la Zona Angelical. Y a partir de allí, desde esta zona –con los exepcionales asuntos terrenales de aquí– los Ángeles deben lidiar y también reciben esa tarea… entonces Francisco… él no inventó nada. Nuestras transmisiones, que él también recibe… se apilan, llegan una tras otra. Es necesario escucharlo cuidadosamente para que después se puedan evaluar mis transmisiones y las de Francisco. Entonces, Marcel, no fue una coincidencia, una simple coincidencia… sólo las transmisiones –todavía ejectuadas por Francisco– se acomodarán a lo que yo transmito. Sigo escuchando.

Ryszard: Y ahora la segunda pregunta de Marcel sobre la salud. ¿Cómo puedo arreglármelas con los senos nasales? ¿Son en general los senos sinusales o es una alergia? ¿Y necesito usar algo además de las infusiones herbales? Gracias. Marcel.

ENKI: En realidad nada. Tendrías que cambiar de planeta o ir a alguna parte a alguna isla en el Pacífico, donde todavía no llega el veneno del medio ambiente. Tienes un organismo sensible y no puedo hacer nada, y eliminar los venenos tampoco es posible por lo pronto, porque ahora existe precisamente esta lucha para eliminar a la mayor población humana de la Tierra, así que continúa haciendo esas infusiones de hierbas, porque si no fuera por ellas, entonces digamos que tus asuntos alérgicos serían aún mayores. Y así, pues con eso se aguanta, así que por ahora sólo te quedan esas inhalaciones herbales. Escucho.

Ryszard: Y ahora dos preguntas de Paweł de Łódź. La primera pregunta. Querido Amigo, una vez más tuve que pedirte ayuda en cierto asunto privado y familiar relacionado con los estudios de mi hijo menor. Así como siempre me has aconsejado pido ayuda, me dirigí directamente al Creador de todas las cosas, pero también pedí mucho al Creador de que te convenciera para que tu te encargaras de este asunto. Espero que esto haya sucedido y gracias por la ayuda brindada. Ya se ve que el asunto sin esperanza ha vuelto a ser posible para que sea resuelto. Paweł de Łódź.

ENKI: Bienvenido Paweł. Por supuesto, que… a través de la intervención Divina y ordenado por el Padre mismo de que me ocupe más de ti, –así también lo hago–. También sabes perfectamente Paweł, que a pesar de tu carácter un poco dificil, tengo debilidad por ti. Y como prometí, voy a ayudar… en cada asunto. Sigo escuchando.

Ryszard: Benjamin Fulford, un analista canadiense de la situación del mundo, afirma que la organización denominada coloquialmente “Kabbalah”, está perdiendo la lucha por la dominación en la Tierra con “la Orden del Dragón Blanco”. ¿Cómo será con nosotros y el mundo como lo conocemos en este nuevo año 2018? Por favor, ábrenos un poco la cortina del secreto y danos alguna profecía para este año. Paweł de Łódź.

ENKI: No voy a darla. Paweł, no la daré, porque… la gente es capaz de analizar “bonito” y es capaz de dividir cada cabello en muchas partes. E incluso si digo algo, y no se realiza en este momento –¿a quién rasgará?–, por supuesto, rasgará a la médium –Lucyna y también “Enki niente”–. Entonces lo que ya dije Paweł, la derrota en la Tierra… está empezando, ya empezó desde el primero de enero de este año dieciocho. Pero esto es sólo el inicio del dolor. Es como cuando la mujer, ya estando en el noveno mes de embarazo, empieza a tener los dolores de parto y estos dolores comenzarán a aparecer con más frecuencia y serán más y más largos, así que no se puede cambiar nada, no se puede detener este Tiempo, tampoco se puede cambiar lo que tiene que suceder, y sucederá… en este año… Dije –ya el año pasado fue duro–, pero… este apenas… da a saber de él. Y lo que Lucyna dijo durante su discurso, donde puse palabras en su boca diciendo –lleven a la profundidad de su corazón lo que dijo el espíritu de André… para que estando aquí ya en la Tierra, puedan… a esas personas, que van a estar asustadas por lo que va a suceder, explicarles, ayudarles, y no… como he notado, hoy noté, cuando Lucyna les hablaba a ustedes, algunos con una sonrisa irónica la miraba. Y no tengo que repetir lo que esa persona estaba pensando ni indicar… quién es. Por eso… lo que sucederá, va a llegar precisamente a aquellos que hoy se acercan al Mundo Espiritual con tal ironía…, pensando que a ellos ya nada les sucederá. Y sin embargo, había dicho claramente que se debía dar un ejemplo… del propio comportamiento, de sus pensamientos transmitidos, para ser un modelo a seguir. Y ahora sólo puedo decir –soy yo el que ahora agradece…– por tal modelo a seguir, entonces esta ironía de la gente… influye sin provecho en la Energía de la Madre Tierra. Piensen en ello, qué se puede detener todavía… para… suavizar un poco lo que la Madre Tierra les está preparando para este año y una persona a otra persona. Sigo  escuchando.

Ryszard: Mi agradecimiento para Enki. ¡Bienvenido, Querido Enki! ¡Bienvenido, Querido Marduk! El comienzo del año nuevo invita a la reflexión; lo qué sucedió, en qué punto de la vida me encuentro. Quiero dejar en claro que desde el año 2012 (porque entonces descubrí el sitio web de la Misión en Internet) todo ha cambiado, yo he cambiado. Mirar hacia el futuro ya no me llena de miedo. Gracias por tu ayuda ininterrumpida en todo, en mi crecimiento para ser un Ser Iluminado. Gracias por tu amor a toda la gente por el espacio de cientos de miles de años. Gracias por salvar a Noé y todo lo que esta relacionado con este acontecimiento. ¡Gracias a ello yo también puedo estar aquí en la Tierra! Gracias por que tus encarnaciones en la Tierra trajeron el desarrollo y la ayuda a la humanidad (como ENKI, como Osiris, como Prometeo y otras [deidades]). Mi gratitud no puede expresarse en palabras humanas. A ti, Marduk, agradezco especialmente por la ayuda en la corte. Manteniéndome con enorme respeto, pero también con alegría por Ustedes, Enki y Marduk. Anna.

ENKI: Bienvenida Anna… Amplia fue la pregunta o discurso. Y que esto más bien sea dirijido a aquellos que y hoy escuchan y después van a leer. Anna, la ayuda para ti aún no ha terminado… Acabamos de empezar. Y esa persona que condujo a… a este asunto en la corte, deberá pagar por todo, entonces Anna… estoy contigo…

Lucyna: (Acatarrada, limpiándose la nariz). Esto es tan mundano…

ENKI: Estoy contigo Anna y estaré… y te voy a ayudar. Sigo escuchando.

Ryszard: Querido Enki, gracias por toda tu ayuda en este momento difícil, donde para muchas personas la posesión material es un valorador de personas, y la sensibilidad y la bondad es una debilidad. ¿Cómo tenemos que buscar ayuda en esta Nueva Tierra si nos hace falta la conexión contigo y con el Mundo Espiritual? Arkadiusz de Colonia, Alemania.

ENKI: ¿Y por qué tengo que faltar? Yo soy eterno y eterno seré. Y… ninguna fuerza alcanzará a destruir lo que ya ha sido construido y ningún ser humano será capaz de destruir a Lucyna, o quién la golpee a ella; también me golpea a mí. Ella es una figura física, yo soy Espiritual y estoy de su lado para defenderla y la voy a defender, así que… no hay tal posibilidad de que yo me aleje. Eliminaré más pronto a los que dañan –también los lograremos eliminar–. Sigo escuchando.

Ryszard: Nuestro más Maravilloso Protector Enki. Muchas gracias por cuidar de mí y de mi familia. Eres Grandioso. La última vez, cuando te pedí un consejo sobre mis problemas, estaba en Italia. Ahora, gracias a tu consejo, volví a Polonia. Tus palabras me han dado mucho en qué pensar, también influyeron en esto las palabras del padre Klimuszko. Espero que pueda empezar de nuevo. Tengo una pregunta. Muy a menudo cuando pienso en algo, Alguien del Mundo Espiritual me susurrra. Algunas veces son respuestas, como si alguien me derramara un balde de agua fría. A veces me parece que eres incluso tu nuestro Protector Enki. De una manera u otra le doy importancia. ¿Puedes decirme quién es? Gracias. Para terminar, me inclino ante el Padre Yahvé, ante Ti Enki y ante todo el Mundo Espiritual. Sin Ustedes no habría nada. Gracias y te pido que sigas cuidando de mí y de mi familia. Andrzej de Radawa. Sra. Barbara, muchas gracias por dedicarme su tiempo y una vez más saludo a todo el equipo, y deseo que perseveren. Con respeto, Andrzej Fran.

ENKI: Pues… ¿qué puedo decir? Quizás empiece, citaré las palabras de Mi Hermano… Jesús, quien a menudo decía estas palabras: “…no soy yo el que ayuda, no sano yo, pero tu fe te ha sanado, tu fe te ayuda”. Yo sólo paso los mensajes, pensamientos qué sería lo mejor y siempre digo –yo te aconsejo, y lo que hagas con eso, ya te corresponde a ti–. Me alegro enormemente de que me escuches y me alegra enormemente de que no subestimes mis palabras, por lo que también puedo tranquilamente decir –no siempre estoy yo personalmente–, ya que tengo bastantes responsabilidades. A mí pertenece ayudar en el umbral, revisar cada colonia, así como también el purgatorio en sí, así que a mi el trabajo no me falta, pero también tengo bastantes Ayudantes, que después me informan sobre la tarea realizada, así que incluso si no sientes mi presencia, sólo sientes que Alguien está, entonces puedes saber que es mi Enviado, uno de estos Enviados Angelicales. Y del mismo modo trata al Enviado como si estuvieras tratando conmigo. Sigo escuchando.

Ryszard: Quisiera agradecer cordialmente a Dios Supremo, a Enki, a Enli y todo el Mundo Espiritual por la salud, el cuidado, el trabajo y también por el clima y por la ceremonia del matrimonio civil de mi hija Natalia y Tomasz, que se realizó el 22 de diciembre del 2017. Por favor pido que continúen guiándonos y cuidándonos, para que podamos cambiarnos en el futuro y alcanzar la felicidad en la Tierra y en el otro lado, donde iremos a descansar. Renata de Nueva Jersey.

ENKI: Renata, lo que puedo proponer para los futuros días de felicidad, es… familiarizarse y leer precisamente este libro “Nuestro Hogar”. Y en base a esto apoyarse y apoyar tu vida. No te dejes enredar en ninguna intriga ni en escuchar, sólo escuchar otros murmullos, porque de esos murmullos desde el umbral hay muchos. Y por eso tienen la razón y la libre voluntad para esquivar estos susurros, y dirigirse bajo las indicaciones que son dirigidas desde “Nuestro Hogar”. Sigo escuchando.

Ryszard: Maravilloso, lleno de amor y paciencia sin límites Gran Espíritu ENKI. Quisiera agradecerte desde el fondo de mi corazón por tu existencia y la ayuda ilimitada a mí y a las personas que quieren escuchar, que quieren cambiar y crecer hasta la gloria y poder del PADRE DE TODO LO QUE EXISTE, es decir al mismo por el propio poder. Porque tú, el Gran, y como, cito: “humilde Hijo y Siervo del Altísimo”, como dices de ti mismo, siempre estás con aquellos abrumados por la lucha por la existencia y las experiencias de la presente y otras encarnaciones, es por eso que te digo: estoy contigo espiritualmente en todas estas experiencias, tanto difíciles, pesadas como abrumadoras. También dices, (citado): “lo que irradias, con ello se sacian, no hay otro secreto para el éxito, como sólo enviar concientemente a todos los que nos rodean, a la gente de bien corrientes de voluntad concentradas”. Así que las envío a ti y a tu hijo Marduk en agradecimiento por su protección, preocupación, apoyo, siempre que lo solicitamos. Por el hecho de que existen en mi vida aquí y ahora. Envío esta Energía positiva a todos sin excepción en el Universo. Eso es solamente lo que puedo hacer de mí parte. Marduk, hijo del Gran Padre, gracias por tu amor filial –sé lo que significa– por que a través de eones perduras en él inmutable, y el amor es la vibración más alta, así que agradezco que me es dado experimentarlo y gracias a ti por ello, porque lo aprecio enormemente. Gracias por tu presencia en el caso de Anna, por la sensación extraña y cálida que he experimentado, a pesar de la energía dura. Con amor, Beata Szmidt.

ENKI: Yo tan amplia respuesta a esto no daré Beata, porque esta es una sesión larga, pero sólo puedo decir después de haber escuchado estas palabras –mantente así Beata, porque cuando te conocí por primera vez, eras una Beata engreída, pero cuando ahora ya en la última reunión hablamos, eras y eres una persona llena de calidez– así que te pido mucho ahora… cuídalo, conserva lo que has elaborado y sé tal como eres actualmente. Gracias Beata. Sigo escuchando.

Ryszard: Agradecemos a nuestro Amado Dios Padre Yahvé, a ti, nuestro Protector de la Tierra EA, al Mundo Espiritual de la Alta Jerarquía por su hermosa Energía, que nos apoya, por la clara ayuda recibida en estos días difíciles, en medio de todo este gran caos que existe en cada área de la vida en todo el mundo. Gracias por Su ayuda en la continuidad de nuestro desarrollo espiritual, que en verdad es el deber de cada uno de nosotos. Este es un trabajo duro, pero sabemos que algún día veremos los buenos frutos. Gracias desde lo más profundo de nuestra alma. Paweł, Daniel, Olivia y Wiktor de México.

ENKI: Bienvenidos… bienvenidos. Me alegro enormemente… por las preguntas enviadas. Sí, “por los frutos les reconocerán”. Y… por… cómo actúas, así vas a dar frutos, así que…, queridos míos, no voy a extenderme demasiado, porque no se trata de eso. Se trata de que yo miro los corazones uno por uno. Si no, no yo mismo personalmente, entonces tengo sin embargo Enviados –no del infierno, no del umbral–, sino de la zona de donde vengo, así que manténganse, sigan manteniéndose así, porque precisamente a través de la humildad están aprendiendo… cómo distinguir el bien del mal. Y… lo bueno dará sus porcentajes, y lo malo será empujado a algún lugar en el abismo, así que manténganse, manténganse en lo que han logrado, porque lo vale, lo vale aunque sea porque… este tiempo… este año es cada vez más difícil, será difícil… y la gente maldecirá y pronunciará abominaciones no sólo contra mí, pero también contra Dios mismo. Sigo escuchando.

Ryszard: Bienvenido Ser Divino. ¿Además de las buenas noticias del inicio de las conversaciones entre los gobiernos de las Coreas para detener la guerra nuclear, tendría el Protector Espiritual de la Tierra EA, todavía otra buena noticia que le gustaría compartir con la humanidad? Gracias. Les saludamos cordialmente. Wiktor.

ENKI: Para calmar ya… a una nación que grita en todo el mundo, es necesario decir algo. Si se anuncia la paz y la seguridad, y a esto se dirige –lo que tiene que anunciar la llamada ONU–entonces precisamente tendrá lugar el final, es decir mucho, pero que mucho estará involucrada en esto la Madre Naturaleza. Y… aquí ya la Madre Naturaleza no puede ser sobornada, es imposible llegar a un contrato, firmar un contrato con ella. Lo que ha sido al parecer firmado, no del todo es verdadero, porque se queda sólo el papel. Entre Estados Unidos, Corea y otros países, todos se están preparando para una cosa –para el estallido de la Tercera Guerra Mundial–. Sigo escuchando.

Ryszard: Para empezar quiero darte la bienvenida Protector de la Gente y de la Tierra Enki y agradecerte por toda la ayuda en mi vida, la que yo y mi familia recibimos. Y te pido por favor que nos siga ayudando tu Padre y nuestro Dios de Todo lo Existente. Pido por favor la respuesta a algunas preguntas. La primera pregunta. La primera pregunta concierne a la Santa Misa por el alma de los muertos, el séptimo día después de la muerte y el día treinta después de la muerte. ¿Qué les da a las almas? Y las misas, que se celebran en los funerales por medio de los sacerdotes, que son dirigidas a los fieles, para que se ofrezca el mayor número de ofrendas por las almas de los muertos –por supuesto por dinero y no poco–.

ENKI: Preguntas, ¿qué… le da a tal alma? Lo voy a decir honestamente –y de todos modos no van a recibir esto, y de todos modos no van a aceptar estas palabras que en un momento voy a decir–, porque ya hoy oí –“nací en esta religión, así me enseñaron y en esta me quedaré”–, así que nada cambia el hecho de que el determinado ser que muere, su espíritu DEBE detenerse en el denominado umbral, es decir en el infierno, sólo que unos un tiempo más largo y otros un tiempo más corto, y eso depende de qué tipo de vida se llevó aquí en la Tierra, así también empiezan a llevar esa vida en el umbral. No hay humildad, no se pide perdón, “porque yo nací, porque yo me eduqué precisamente en esta religión, e incluso el umbral no me molestará, nada dará”. ¿Y así lo quieren? –Adelante, adelante, llenen los bolsillos de los sacerdotes, es decir de esa religión, porque sólo de eso se trata–. No un mes ni tres días o siete días. ¿Oraciones? ¡Qué oraciones…! El mismo espíritu que se encuentra en este infierno tiene que pedir perdón, tiene que pedir ayuda. No aquellos que están en la Tierra y al parecer reclaman perdón, apoyo y ayuda para la determinada alma. No existe tal cosa y es lo que puedo decir. Sigo escuchando.

Ryszard: ¿Qué dan a las almas de los muertos las así denominadas misas gregorianas, también por no poco dinero y todas las oraciones rezadas por los sacerdotes?

ENKI: Lo que dije hace un momento –no dan nada, pero en cambio da a los bolsillos, a la religión, a los sacerdotes–. Repito una vez más –de una manera muy dificil se está cambiando la conciencia de ustedes–. No es así que si alguien es adulto, entonces no se puede cambiar nada, porque se puede, porque para eso tienen la razón. Pero, pues, ¿quieren llenar el bolsillo de ellos? Adelante –misa gregoriana–. Por eso fue inventada, porque efectivamente cuesta, así que anúncience a los sacerdotes y que les hagan precisamente esas misas gregorianas. Les deseo todo lo mejor. Sigo escuchando.

Ryszard: ¿El Papa Francisco se las arreglará con la limpieza de la Iglesia y todas las mentiras? Una vez más te agradezco a ti Señor de la Tierra por las respuestas. Tadeusz.

ENKI: Francisco hace lo que puede para cambiar la cara de la religión. Ya algunos las garras se están afilando, para llegar a él, porque… no quieren cambiar lo que se ha establecido. Francisco así en verdad tiene muy poco tiempo para cambiar algo, porque la Madre Naturaleza ya tiene suficiente con lo que la gente en la Tierra, con la Madre Tierra, está haciendo. De modo que a Francisco todavía por un momento le resultará muuuy difícil cambiar…, o también eliminar esta pudrición que es la religión –será muy difícil–. Sigo escuchando.

Ryszard: Bienvenido Protector de la Tierra. Doy gracias a Yahvé y a todo el Mundo Espiritual por la ayuda que recibí en el año 2017. Pido por favor un consejo, ayuda para entender el sueño que tuve al comienzo de este año. En el sueño que fue largo, fui participante y al mismo tiempo un observador. ¿Cuál es el mensaje para mí? Este es el primer sueño así y por ello pregunto. Gracias. Rafał de Polonia.

ENKI: Rafał, bienvenido. Así en verdad, después de todo, cuando tienes un sueño, visiones, también tienes la respuesta. No esí que te dejemos con esta visión sin dar la respuesta. Por supuesto Rafał, el cuidado que hay sobre ti, será y te protejerá de muchas más situaciones negativas y desfavorables que aparecerán. Por eso, este sueño lo tuviste como una visión para no preocuparse de nada, no ponerse a pensar cómo será, cómo liberarse de esto. Dejarse sencillamente conducir, dejarse dirigir y entonces –también todo estará bien–. Sigo escuchando.

Ryszard: Querido ENKI, gracias por el apoyo y la protección actuales con que nos rodeas, y al mismo tiempo me gustaría pedirte una indicación en el asunto de mi hijo Jakub (adjunto una foto). Termina en este año la escuela secundaria y no tenemos idea en qué dirección orientarlo, para que sea coherente con sus habilidades. Pido mucho por favor una sugerencia. Mirosława de Częstochowa.

ENKI: Bienvenida, Mirosława, es decir que tu hijo debe cumplir tu, tu enferma ambición. Aquí preguntas qué puedes hacer para guiarlo bien. Error. ¿Y le preguntaste a tu hijo qué le gustaría, qué le gustaría hacer, qué aprender? No, tu quieres ver y cumplir… lo que tu quisieras. Y tal vez es hora de permitir que este joven actúe de forma independiente. Lo único que tú puedes hacer es preguntarle qué le gustaría hacer en la vida, quién le gustaría ser, pero no le impongas a esta joven persona lo que tú no pudiste realizar. Y este error precisamente lo cometen bastantes, bastantes padres, sin dar oportunidad a sus hijos, así que si amas a tu hijo y quieres lo bueno para él, déjalo, déjalo elegir y déjalo pensar, y entonces va a estar bien. Escucho. 

Ryszard: ¡Bienvenido Amigo ENKI! Quiero agradecerle que hayas invitado a Andrzej Czesław Klimuszko, lo que tomé como otro regalo para Chicago. Además de un servicio de salud holístico desinteresado, compartió lo que a todos nos espera después de abandonar este mundo, lo que causó confusión en muchos. Siendo una participante en una conferencia internacional en Estambul sobre el denominado “infierno”, que no es un infierno, sino un lugar, explicó la médium, su nombre “Mevlana”, –de su pluma en “El Libro del Conocimiento”– Andrzej Czeslaw Klimuszko dijo la verdad. Gracias de nuevo. Grażyna de Karczew. 

ENKI: Bienvenida Grażyna. Esto es así –si algo se dice a través del Mundo Espiritual y no va de acuerdo con el pensamiento de la gente–, entonces surge una rebelión: “con qué derecho, cómo pudo”. Y también muchas de esas palabras desfavorables cayeron sobre Andrzej Klimuszko. Él fue necesario para que…

(Cambio del lado del casete).

ENKI: …él fue necesario para… mover este hormiguero, poner el palo en este hormiguero y observar, escuchar lo que también dirán las hormiguitas. Y las hormiguitas –por supuesto–, se indignaron al hablar del infierno, que fue llamado umbral. Sin embargo el infierno también está en la Tierra, así como dijo Lucyna –el infierno terrenal–. Y el otro es el espiritual. Después de todo en sí… se superpone uno sobre el otro. Bueno, pero… así fueron educados… en una religión que les envía directamente al cielo y ninguna otra cosa más se toma en cuenta y se rechaza. Klimuszko –cuando sea necesario–, vendrá. Repito una vez más que aunque el propio Klimuszko me dio un poco más de ánimo y ya no me regreso a lo de antes, ni me sobresalto ante las palabras que tengo que transmitir, que el infierno también está en la Tierra, que bastantes seres espirituales de este umbral están en la Tierra, hablaré ahora, y de ustedes depende cuál será la resolución y conducta. Y cada vez más seres médiums estarán hablando de este primer infierno –el umbral–. Esto no se puede detener. Sigo escuchando.

Ryszard: Amado ENKI. ¿Por qué hay tanto veneno y odio en las personas? ¿Creen que saben todo y que están tan bien? ¿Por qué pretenden que todo está bien y no ven las señales que se le da cada día a la humanidad? ¿La gente realmente quiere experimentar una poderosa conmoción para entender qué es lo más importante en la vida? Saludamos cálidamente. Mariola y Wojtek de Jędrzejów. 

ENKI: Bienvenido Wojtek, bienvenida Mariola. Me alegra mucho que se hayan comunicado… con Nosotros. Sí, tienen razón, la gente necesita una buena sacudida, porque… sin esta sacudida no llegarán a la santidad, a estas palabras sobre espiritualidad. Saben todo y sobre toooodo saben todo… Y nadie les impondrá algún cambio en lo que ya saben. Hay bastantes personas así. Y… cuando… empiecen a entender, aquellos que empiecen a entender van a transmitir este entendimiento a otros, pero hay tan poco tiempo, para cuando… puedan arreglar… el mal, tan profundamente anclado en ellos, entonces… es necesaria, es necesaria esta sacudida y esta sacudida precisamente será en este año. Escucho.

Ryszard: Bienvenido Señor Enki. Gracias por tu presencia en mi vida, por la ayuda durante el año pasado, que fue un año difícil, rico en eventos inusuales y a menudo dolorosos. Y tu Señor has estado conmigo y me ayudaste en los juicios, conflictos y disputas “sin esperanza”. Me sacaste de la enfermedad, me hiciste regresar del largo viaje de vuelta a la tierra. Estuviste y estás conmigo también en los momentos de alegría que no faltan en la vida cotidiana. Este es sólo un pequeño fragmento de una larga lista de razones para estar agradecida. Recibe mi inmensa gratitud a ti y al Mundo Espiritual. Agradecida Małgorzata Markowicz. 

ENKI: Bienvenida Małgorzata, bienvenida. Y si así hubieras estado dispuesta desde un principio… a escuchar, entonces ciertos asuntos no habrías experimentado, pero… pues qué se puede hacer para la terquedad, entonces a través de la experiencia que has experimentado, has aprendido algo muy importante, a saber, la humildad. Y esta humildad te acompañará. Małgorzata, no me voy a separar de ti, porque nos entendemos perfectamente, más aún que Marduk tiene sobre ti la custodia JUNTO con Klimuszko. Yo sólo agrego, así para que no lo olvides, que entres en la pirámide todos los días durante quince minutos. Aunque haga frío, hiele o nevara, entonces… por favor, no lo olvides, porque esto es muy, muy importante. No sólo la pirámide en sí misma, sino lo que se será entregado a tu cuerpo en ese momento. Escucho.

Ryszard: Y la siguiente pregunta de Małgorzata Markowicz. El nuevo año comenzó con eventos extraños relacionados con el ambiente y el clima. Nieve en África, en el Sahara, las Cataratas del Niágara parcialmente congeladas, la congelación del Atlántico, y por otro lado, en Australia temperaturas tan altas que los murciélagos caen cocidos del cielo. ¿Se mantendrán estos cambios climáticos? ¿Podría ser este el comienzo de otros eventos relacionados con la Naturaleza? 

ENKI: La Naturaleza… Małgorzata… apenas está empezando… a dar señales a la gente. De ningún modo tiene la intención de cambiar o dar sosiego a la gente. Esto apenas… será, lo que se ha prometido a la gente –a tal punto, hasta que en algunas personas se empiece a cambiar su comportamiento y a cambiar su actitud hacia ellos mismos, hacia el Mundo Espiritual–. Escucho.

Ryszard: ¿Por qué rara vez aceptamos humildemente el sufrimiento y las difíciles experiencias de la vida?… (Inentendible. N. del T.) Małgorzata Markowicz.

ENKI: ¿Y sabes Małgorzata, lo que significan las palabras falta de humildad, un exuberante EGO? Y este ego está casi, casi en cada uno de ustedes. Y habría sido necesario eliminarlo y ver qué es lo más importante –un acercamiento fraternal a otro ser humano–. Sigo escuchando.

Ryszard: ¿Cómo encontrar en nosotros mismos la Divinidad y a la vez poder conservar la humildad y someterse incondicionalmente a la voluntad de Dios? Małgorzata Markowicz.

ENKI: A esta pregunta… Małgorzata, que cada uno responda por sí mismo. Yo sólo puedo decir esto –esta partícula de la Divinidad está en cada persona–, sólo que esta Divinidad necesita ser extraída y mostrada a otro ser humano. Escucho. 

Ryszard: ¿De dónde viene en nosotros culpar al Mundo Espiritual por nuestros fracasos? Małgorzata Markowicz.

ENKI: Sí, este es también el ego, Małgorzata. “Estoy haciendo algo mal, yo, yyyyo?”. “Nooo, nunca”. “Esa… esa es una actitud y… una perturbación de nuestras mentes que hace el Mundo Espiritual”, así  que… otra vez les hago un llamado a este libro “Nuestro Hogar”. Si no es suficiente dos o tres veces, lean por favor diez veces, hasta que entiendan… qué mensaje se está dando en este libro. Escucho.

Ryszard: Señor, sé que ya no quieres hablar de los sueños, pero te pido mucho por favor que me expliques este corto sueño. Tuve este sueño hace exactamente una semana. Estaba de pie en medio de una multitud de personas que lloraban: “liberen a Barrabás”. Y yo pensaba, “¿por qué nadie clama: liberen a Jesús?”. ¿Puedes decir algo sobre este sueño? Gracias y saludo a todos los presentes en la sesión. Małgorzata Markowicz.

ENKI: Así en verdad… es Jesús quien precisamente se fue de la Tierra… para mostrarles a ustedes, lo que significa… la humildad y lo que es realmente el amor. ¿Y cuántos se quedaron con él…, en ese difícil último momento? Algunas personas. Entonces Jesús regresó… a… su lugar en el Cielo, cerca del Padre. Y… por eso precisamente quiso, también por la enseñanza que transmitió, sólo quiso mostrarle a la gente, lo que en realidad quiso decir, cómo se debe proceder, entonces… o empiezan… a pensar y… dejan de ver sólo la punta de su nariz, y también… dejen de derramar hacia la izquierda y la derecha ¡esa altanería y el EGO! Demostró de esta manera que él no tenía estas cosas. Con humildad… entregó su vida. No les estoy mandando que den la vida por otro ser humano, pero… sé… un ser humano para otro ser humano. Y eso es lo que Jesús quiso enseñarles. Escucho.

Ryszard: Y ahora una pregunta de Roman de Chicago.

Roman: Te doy la bienvenida ENKI. Tengo una pregunta relacionada con las leyes. ¿Qué leyes existen en el Universo? ¿Las leyes que son muy populares hoy en día?, ¿Es decir la ley de causa y efecto, o del karma, la ley de la atracción? ¿Sólo el pensamiento positivo puede cambiar todo por sí mismo? ¿Estas leyes funcionan en nuestro mundo? ¿O son sólo leyes inventadas por la gente para controlar? Romek.

ENKI: Las leyes… de las que estás hablando… Roman, así en verdad obligan también en el Universo, es decir hasta cierto punto, hasta ciertas esferas… siguen siendo válidas, porque si ya estuvieras en la quinta zona, entonces esta ya es una zona perfecta. A partir de ahí ya los Seres Espirituales no descienden a la Tierra. Las leyes… de las que hablas son válidas para cada persona, persona aquí en la Tierra y también para los Seres Espirituales. Es por eso también que en la colonia les enseñan, ya a los espíritus, los Seres de niveles superiores, a… empezar a respetar, a acercarse a esta otra persona, a este otro espíritu… como a un amigo, un hermano, una hermana. Y antes de que llegues a… los niveles más altos, te espera mucha, mucha humildad, aprendizaje y trabajo. Sobre todo, estos primeros niveles se basan en el trabajo, el trabajo arduo, y a través de este trabajo aprendes, aprendes esto de lo que hablas. Y esto no puede cambiarse al menos durante largos, largos años. Sigo escuchando.

Ryszard: Señoras y señores, ahora que el micrófono está abierto, por favor, les invito si alguno de ustedes tiene una pregunta a nuestro Protector de la Tierra ENKI, por favor, por favor no se avergüencen, por favor vengan y pregunten.

Bogdan: Querido ENKI, me alegra mucho de que hayas vuelto con nosotros y de que vas a dirigir nuestras reuniones. Estamos muy contentos, al menos yo estoy contento –puedo decirlo así. Me gustaría agradecer por Su cuidado, orientación y ayuda. Muchas gracias de todo corazón a Dios del Universo, a ti, al Señor Enli, a todos los Seres Espirituales, bueno y pido por favor que me sigan orientando, ayudando, así como las lecciones. Gracias.

ENKI: Bienvenido Bogdan. Acepté, escuché y también puedo responder tranquilamente: la lección de… humildad… cómo la que recibiste… pocos han recibido. Y lo más importante en ti fue –que no perdiste la fe… en que esta ayuda vendrá–. La ayuda vino Bogdan y todo el tiempo… serás apoyado y habrá ayuda. Y aquellos que… te hicieron daño y traten de seguir haciéndote daño, recibirán, recibirán el pago por lo que ya trabajaron, así que… Bogdan, tú el único de la sala viniste al micrófono y preguntaste directamente… y el resto guarda silencio… Acaso… todos lo saben todo y no necesitan… apoyo, no necesitan ayuda, porque ¿lo saben todo? Pero yo todavía estoy y escucho.

Ryszard: Sí, sí. Gracias ENKI, gracias. Ahora viene Basia, Basia Ksepko, que tiene una pregunta, así que todavía no hemos terminado, no hemos terminado señoras y señores. Por favor, Basia.

Barbara Ksepko: Bienvenido Querido ENKI. Yo quisiera preguntar una cosa. Hay muchas personas que están en familias donde hay alcohólicos. Y ya sean hijos, esposos o esposas, ¿cómo deberían actuar realmente las personas que tienen precisamente una persona así en casa, en la familia? ¿Qué deberían hacer realmente? ¿Deberían ayudar a esas personas, en el sentido de que todavía siguen con este alcoholismo, o deberían simplemente hacer algo al respecto radicalmente para liberarse del sufrimiento que estas personas les dan cada día?

Ryszard: Gracias.

ENKI: Así en verdad, el alcoholismo Barbara es también cierto tipo de enfermedad, una enfermedad de la mente. Y lo interesante es que cuando el espíritu desciende a la Tierra… y a menudo apenas desde este mundo transicional, cuando entre el umbral y el purgatorio, esta colonia, porque también el purgatorio –cuando el Ser Espiritual tiene que descender a la Tierra, entonces… con frecuencia pide a la Instancia Superior que se le de esta lección–, una lección difícil de llevar allá en la Tierra, cuando esté en el cuerpo, porque de esta manera quiere perfeccionarse más, quiere entrar a un nivel superior. Por regla general, no se cumple el objetivo y tal ser, que ha caído en el alcoholismo o en la drogadicción, u otra dependencia, de ningún modo es tratada como una persona enferma, sino sólo como un obstáculo en la vida y por lo general, no se ayuda a esa persona. De hecho se hace todo lo posible para deshacerse de ella, así que el tema es muy difícil… Esta familia debe entender a esta determinada persona y debe estar ya… en parte abierta a la espiritualidad, también para entender que este espíritu vino a la Tierra… para poder sobrevivir tal dura, dura lección. Así que piénselo, si tal vez en casa, en la familia hay alguien adicto. Pensar, pensar y abrirse a la espiritualidad verdadera, y entonces se puede ayudar a esas personas. Sigo escuchando.

Ryszard: Esto es muy interesante, muy interesante. Yo nunca me había preguntaso de dónde surgió el alcohol. ¿Quién creó el alcohol? En realidad, causa muchos estragos precisamente en las familias, entre las personas. Alguien tuvo que hacerlo.

ENKI: De seguro no los dioses.

Risas en la sala.

Una persona del salón: Del umbral.

ENKI: Más bien del umbralu, así es, pero no responderé a esta pregunta. ¿Małgorzata?

Ryszard: Por favor.

Małgorzata: Te doy la bienvenida, Amado Señor ENKI. Gracias por esta gracia de poder estar aquí y ahora. Me gustaría agradecerte, sobre todo mi Dios Padre por las palabras que he recibido. La lección de humildad la puedo realizar gracias a ti, mi Señor y Maestro. Gracias por todo y deseo pedirte –quédate conmigo y con mi familia más cercana, y con todas las Golondrinas que taaaanto necesitan tu ayuda–; también pedirte por la gracia de la razón, la gracia del amor, la gracia de la humildad y la fraternidad, el respeto por todos los que encuentro en mi camino. Gracias desde el fondo de mi corazón. Con humildad, amor y gratitud, tu Małgorzata, como siempre Señor.

ENKI: Bienvenida Małgorzata. Si las Golondrinas, a quienes les di tal nombre… aquellas que vienen aquí, tienen humildad en sí mismos… y esta disposición… de estar con el Mundo Espiritual, entonces con mayor razón –Nosotros como Mundo Espiritual, no dejamos las Golondrinas–. Apoyaremos, apoyaremos, ayudaremos. Así es como será –incluso todavía en este año–. ¿Alguien más? Escucho.

Ryszard: Basia Ksepko todavía está aquí. Por favor. 

Barbara Ksepko: Querido ENKI, todavía quisiera preguntar una cosa. ¿Cómo nos protegemos contra la radiación emitida por las computadoras, los teléfonos? O existen realmente tales productos, como por ejemplo, hay productos sugeridos de grano mostaza que protegen, u otros como calcomanías para los teléfonos, que realmente protegerán contra esta radiación, o todo esto simplemente son sólo palabras para hacerle creer a la gente que realmente funciona. ¿Cómo es en verdad? Gracias.

ENKI: Negocio –así es como lo llaman, ¿verdad?– y sólo negocio. El hecho de que existen los denominados contaminantes energéticos, no lo tengo que anunciar porque todos lo saben. Hay una manera muy simple, pero también se descuida “lo que también puede ayudar”. Ah que sí ayudan –los cristales…–. Colocando dos cristales en… esos dispositivos y… ya esta energía, esta energía desfavorable no afectará a la persona. No hay otras cosas, porque todo sigue siendo inventado por el hombre –para negocio, para desarrollar los negocios tanto como sea posible–. C R I S T A L E S, lo repito una vez más –cristales–. Escucho.

Ryszard: ¿Se supone que deben ser o pueden ser pequeños cristales o grandes cristales? ¿De qué tamaño estamos hablando? ¿Un pequeño cristal, tal vez también digamos de diámetro, uno pequeño, puede neutralizar?

ENKI: No exageren ustedes con el pequeño. ¿Entonces, tal vez en general sólo van a utilizar migajas…?

Risas en el salón.   

ENKI: …Y eso debería ser suficiente… ¿vamos a subastar?

Ryszard: preguntaba más o menos.

ENKI: ¿Más o menos? –que la razón te sugiera, será más o menos–. Por supuesto, que no migajas, porque sería un malentendido, pero… que sean dos o tres cristales colocados. En cuanto al tamaño –que la razón lo sugiera–. Escucho.

Barbara Ksepko: ¿Los que son hechos de distintas cosas decorativas de cristal, digamos algunos jarrones, jarras, etc., que ya están pulidos, esos también tienen un efecto protector, o deben ser cristales puros, que no están completamente pulidos?

ENKI: Puros Barbara, puros directamente de la mina. No pulidos –entonces son de todo poder–. Escucho.

Ryszard: Józia.

Józefa: (A Ryszard: gracias). Bienvenido mi Querido Amigo ENKI. Me alegra mucho que estés con nosotros otra vez y te agradezco mucho por todo, por todos estos años que has estado con nosotros, conmigo, por conducirme. Te agradezco por la tarea que me has puesto recientemente. Te agradezco que estés presente otro año, que vivo y puedo hablar contigo. Tengo una pregunta tal vez algo banal, pero precisamente esto es lo que está hoy en mi corazón y me gustaría obtener un consejo de tu parte. Si, a lo largo de los años, han pasado veinte años, las personas se consideran amigas –estoy hablando de las mujeres–, porque exactamente esta es mi preocupación en este momento –y una persona entrega el corazón, muestra esta amistad, se preocupa en los momentos cuando esta amiga lo necesita–, llega el momento en que la persona recibe lo peor, nada importó a lo largo de todos estos años. Hubo un tiempo en que me dolió el corazón por esto. En este momento me gustaría limpiar esta hierba. No quiero cultivar esto. Por favor, ayúdame cómo tengo que proceder, porque todavía tengo sólo algunos días de tiempo para enfrentarlo o en general dejarlo. No me gustaría que esto se quede atrapado en mí. Por favor, ayúdame

ENKI: Y la mejor manera es… arrojar de ti esta carga. Ya que tienes una enorme confianza y fe en Nosotros, en mí, entonces ya esto… lo recibí como un mandato, este mandato es necesario realizarlo, el cual se fue a lo Alto y ahí ya es recibido bajo el principio –“ella pide, entonces… realizar”–. Y… no es una amistad la que es fingida, falsa, pero una amistad es la que es sincera, así que Józefa, lo que una vez pediste –lo recuerdo, entonces lo recibiste y eres feliz–, así que ahora también te pido una cosa –confía y no cultives esta hierba, la hierba en el corazón–. Esta hierba quedará limpiada. Sigo escuchando.

Józefa: Muchas gracias. Eso fue todo. Iré a la sesión privada. Gracias.

Ryszard: Damas y caballeros, ¿alguien más quiere hablar con ENKI? Por favor, siéntese aquí, porque el cable es demasiado corto.

Elżbieta: Bienvenido ENKI, Elżbieta soy y quisiera agradecerte que hayas vuelto a nosotros y agradecer también por el cuidado que recibí de ti durante todo el año y ahora, así como también saludo a Marduk y al Señor Klimuszko. Gracias.

ENKI: Yo sé a quién… es necesario… dar una ayuda rápida y tú la has recibido, y la recibirás, porque debes estar bajo –ahora especialmente–, bajo supervisión constante y bastante fuerte cuidado. También me alegro de tu obediencia Elżbieta. Y continuarás recibiendo esta ayuda. Gracias.

Ryszard: Damas y caballeros, ¿alguien más quiere hablar con ENKI? Por favor no se avergüencen, de verdad. Cada pregunta será tratada muy seriamente por mí. Adelante por favor.

Jadwiga: Bienvenido, Señor ENKI. También me alegro mucho de que hayas vuelto y estés con nosotros. Deseo agradecerte por tu cuidado, ayuda, no sólo a ti, pero a nuestro Dios Yahvé, por todo el Mundo Espiritual. Y mi pregunta es la siguiente.Con mucha frecuencia desde hace cierto tiempo, he visto junto a mi lucecitas. Una lucecita en especial parpadea, dura unos segundos, desaparece. Es una hermosa luz azul, como el azul del árbol de Navidad. ¿Es algún Ser Espiritual que está a mi lado?

ENKI: Todo el tiempo, Jadwiga, está contigo un Ser, porque si no fuera así… entonces tu sola no aguantarías psíquicamente… lo que tienes en casa, entonces ni siquiera hay… qué explicar, preguntar, porque así de vez en cuando se mostrará este Ser, para que sepas que está y tienes apoyo, y tienes y tendrás ayuda. ¿Qué más? Escucho.

Jadwiga: Muchas gracias. ¿Puedo hacer una pregunta sobre un sueño?

ENKI: No, no. Por lo pronto, así apenas voy haciendo que te familiarices… con esta forma directa, y eso nos llevaría mucho tiempo, entonces la pregunta que de pronto necesita ser resuelta, es la que se hace con mayor razón. Y respecto a los sueños, Jadwiga, porque ¿fue el único que tuviste?

Jadwiga: No.

ENKI: Pues entonces… con esto también se puede esperar. Escucho.

Jadwiga: Bien. ¿Puedo una cosa más todavía? Hace cuatro días tuve un accidente, fui a casa y alimenté las ardillas, les arrojé cacahuates ahí, eso y me sentí muy, cómo llamarlo, tan dichosa, de modo que cuando entré en la casa apenas pude subir las escaleras y de repente estando de pie en el descanso, miro que estoy en la parte superior, miro hacia abajo, mis piernas están abajo y miro, yo estoy casi debajo del techo. Y entré a la vivienda, durante algún tiempo tuve la misma impresión. ¿Qué fue eso?

ENKI: Sucede así Jadwiga, que por un momento el espíritu deja el cuerpo, pero no lo deja totalmente, porque tiene una conexión con el cuerpo. Y entonces pudiste atrapar precisamente esto, no fue nada grandioso, sólo que el espíritu no alcanzó al cuerpo todavía. Escucho.

Jadwiga: Muchas gracias por la respuesta, gracias.

Ryszard: Señoras y señores, ¿alguien más… desea? Adelante, por favor.

Bronisława: Yo Bronisława. Doy la bienvenida a todo el Mundo Espiritual y agradezco a todos los Protectores y a ti Querido Enki. Gracias por, -Tu sabes Dios, pedí y recibí los favores por los cuales personalmente quise agradecer–. Y los llevo en mi corazón, y rápidamente capté que esa ayuda precisamente debía pasar por este camino y para mi familia. Gracias. Y por supuesto, estuve en la sesión privada de Czesław Klimuszko. Muchas gracias por este Personaje Espiritual, muy útil y sencillamente un poco de aceite nos… creo que nos vertió en la cabeza y mejor hemos entendido este infierno, con esto (incomprensible de la cinta. N. del T.) así que… agradecemos por este Espíritu.

ENKI: Este Espíritu, Andrzej Klimuszko, vendrá más de una vez tan pronto como surja la necesidad. Y tú Bronisława –Yo… ayudo, si alguien lo pide de manera muy honesta y fiel–, y a ti fue necesario ayudar. Y el que la fe en ti fue muy fuerte, entonces también la ayuda llegó de manera efectiva. Gracias. Sigo escuchando.

Bronisława: Gracias de todo corazón. Lo sé, lo recibí muy rápido, incluso después de unos minutos, tal vez después de una hora. Y el ambiente ya es más grandioso y más agradable, y nos llevamos bien con los muchachos, bueno, pues gracias de todo corazón por esta ayuda a Dios Padre y a todo, a todo el Mundo Espiritual. Estoy muy agradecida por todo. Gracias.

ENKI: Yo también. ¿Alguien más quiere algo?

Persona del salón: ¿Puedo hacer yo una pregunta?

Ryszard: Si es un sueño, entonces no.

Józefa: Gracias, perdón.

Ryszard: Sobre el amor, sí.

Józefa: Precisamente me acabo de acordar de eso. Querido ENKI, a veces tengo unas situaciones extrañas. Viajo por las rutas que conozco, ya sea al trabajo o a cualquier otro lugar, simplemente recorro muchas veces una ruta determinada. Hay un momento en que no sé dónde estoy. ¿Hay algo mal con mi atención? ¿Qué está pasando en general? Y últimamente así sucede esto con frecuencia.

ENKI: Esto le pasa a casi todos los seres humanos. Józefa, a esto se le llama detención del tiempo. A menudo es temporal y ni siquiera un minuto, un segundo, dos, pero esto ya se puede captar. No pasa nada. Esto… es normal… cuando el espíritu sencillamente por un segundo, dos se desconectan del cuerpo y eso te pudo pasar a ti. Sólo por favor no me hables sobre los sueños. Escucho.

Józefa: No hablaré de los sueños, pero te contaré sobre otro sentimiento. Todo el tiempo –esto ya es desde hace años–, en general no estoy viviendo en silencio, es difícil decirlo, vivir en silencio, pero obstruyo mis oídos y escucho, a veces no es el zumbido del refrigerador o de algo más, es como un silbido, siempre me acompaña el silbido. Escucho como si todo silbara a mi alrededor. ¿Tengo problemas de audición o debería limpiar mis oídos? No sé qué es esto.

ENKI: Lo que a nadie lastimará –límpiar los oídos, hacer limpieza con una vela–. No pasa nada en ti. Todo está en orden, con los oídos, con la salud. Y el hecho de que necesites hacer algo de limpieza, pues es normal. ¿Y cuidas del auto? Lo cuidas. ¿Y el cuerpo? No del todo, así que empieza a cuidar el cuerpo también. Escucho.

Józefa: Gracias de todo corazón por todo.

Ryszard: ¿Eso es todo? Oh… por favor, por favor. Todavía tenemos un simpático compañero nuestro. Adelante, por favor.

Robert: Doy la bienvenida muy felizmente de que hayas vuelto ENKI y estés con nosotros. Gracias por cuidar de mí, de mi familia y te pido que nos sigas cuidando, y en particular un vuelo feliz a Filipinas. El 31 de enero, por dos semanas viajo con mi esposa y mi hija, y eso es lo que más pido. Gracias.

ENKI: En cuanto a tu familia… Robert, podemos platicar, pero ya así en privado, aunque la gente me lo toma a mal, que los dirijo a una sesión personal, pero a veces es necesario. Pero… eso es todo lo que puedo decir Robert –feliz no estarás tu con esa visita, ahí en la tierra de tu esposa–. Así de manera terrenal, alguien diría –“tal vez los diablos te llevan ahí”–. Pero ya así… desde Nuestro lado espiritual… sólo puedo decirte, Robert –necesitarás apoyo y cuidado para ese tiempo, para el vuelo y la permanecia ahí–. Te aseguro, prometo aquí en general… ante todos, que te voy a asegurar el cuidado… Robert.

Robert: Muchas gracias otra vez.

Ryszard: Bueno, veo que… Por favor, Basia, adelante, por favor.

Barbara: Querido ENKI, yo quiero agradecerle mucho por todas las personas maravillosas que recientemente se han encontrado a mi alrededor. Necesitaba ayuda –de seguro en esto también está tu participación–, así que muchas gracias y a todas las personas que me rodean y a todo el Mundo Espiritual.

ENKI: Ayudo en esto, Barbara, a quienes me lo piden. Si la petición es sincera… entonces también la ayuda llega tan pronto como sea posible, así que también en tu caso presente recibes ayuda. Gracias. Escucho, si hay todavía, porque ya la energía, las baterías de la médium se están agotando. Escucho.

Ryszard: En este caso, ENKI te agradezco que hayas vuelto -eso es lo primero, lo más importante–, y pues que vas a estar aquí con nosotros en las reuniones, aunque también digo de mí mismo, que extraño mucho, mucho a Andrzej, porque pienso que introdujo muchas novedades en estas reuniones, especialmente cuando se trata de responder las preguntas, porque algunas de las preguntas a menudo eran muy… bueno, no sobre el tema –así creo yo–. Eran de hecho simples y por eso con frecuencia se iban. La gente tal vez no quiere hacer preguntas porque temen que sean rechazadas nuevamente, pero creo que el nivel de nuestra Misión, el nivel de preguntas debería crecer, especialmente a través del cambio de nuestra conciencia, y sin embargo estamos durante varios años. Así que… lo extraño también y creo que si fuera posible alguna vez, que volviera también a nuestras reuniones. Muchas gracias

ENKI: Sí… Ryszard, tienes razón. Estas preguntas deberían estar en un nivel más alto… precisamente después de tantos años de nuestras mutuas reuniones. Y en cuanto a Andrzej Klimuszko –de ningún modo se fue–. En cualquier momento cuando surja tal necesidad, Andrzej se anuncia, y yo sin embargo nunca me fui. Siempre he estado. Tal vez… hice una pausa temporal –sólo por el bien de ustedes–. Y ahora estaré todo el tiempo, sólo entonces cederé el lugar, cuando llegue a la reunión, ya sea a Andrzej Klimuszko o todavía a alguien más. Entonces yo… ENKI, por la reunión de hoy, una larga reunión les agradezco a ustedes.

Barbara Choroszy: Nosotros agradecemos mucho, muchas gracias por regresar, por la Energía, por una cálida transmisión telepática. Gracias.

Aplausos del salón.

FUNDACIÓN The mysteries Of the World(Los Misterios del Mundo)

DIRECCIÓN DE LA FUNDACIÓN:

The Mysteries of the World
P.O.Box 345 86
Chicago, IL. 60634 – 0586

OFICINA:

Barbara Choroszy: barbarachoroszy@yahoo.com
Ryszard Choroszy tel: (773)625-1409 & e-mail: ryszardchoroszy@yahoo.com