Sesión N° 181


Sesión privada N° 181 por medio de la canalización telepática, con Lucyna Łobos-Brown. Polonia, 22 de marzo del año 2014.

 

A las preguntas responde EN-KI – el PROTECTOR ESPIRITUAL de la TIERRA, a través de Lucyna Łobos-Brown.

 

EN-KI: Bienvenida Beata, mi nombre es EN-KI, soy real, el que vino hace muchos miles de años a la Tierra, yo no fui el único. Para preparar, adaptar la Tierra para la llegada de nuestros residentes de Nibiru precisamente a la Tierra, y el Planeta Nibiru se tuvo que abandonar, así que el grupo que vino a la Tierra, fueron sólo científicos, en su mayoría genetistas, Beata y así estuvimos trabajando duro para que otros pudieran llegar. Pero no viniste aquí para esto, para escuchar mi historia. Tienes tus preguntas, a las cuales te voy a tratar de responder. Entonces Beata vamos a empezar. De acuerdo a mi tradición que sigo, contesto a las preguntas – empezamos con la primera. Beata te escucho, escucho.

Beata: Amado EN-KI, mi primera pregunta es, ¿cuál es mi génesis, de dónde vengo?

EN-KI: Una pregunta concreta.

Beata: ¿De qué estrellas, qué planetas, son los orígenes míos?

EN-KI: Tal vez no de una estrella, porque en las estrellas no hay vida, pero en cambio hay planetas. Mucho lees Beata, no tan mal tienes “perturbada” la cabeza, con frecuencia te preguntas: “¿Y dónde está aquí la verdad?”. La búsqueda de la verdad te atrajo aquí a la plática. A propósito empecé la plática con el origen, porque se sabe que cuando los seres de Nibiru llegaron al planeta Tierra, entonces también tuvieron que empezar una vida terrenal. No me interesa qué tonterías has leído Beata, y te voy a decir – al leer tu código genético – de dónde eres. Tus padres Beata, no estoy hablando del cuerpo sino sólo del espíritu, eran una familia de Nibiru, tú naciste ya aquí en la Tierra. Al parecer eres terrícola, aquí naciste, pero tu código genético es digamos nibiruano, debido a la línea directa de tus padres. No pienses ahora en este cuerpo actual, sólo nos trasladamos a muchos miles de años atrás, a tu primer así denominado nacimiento, así que aquí naciste, pero con un código genético puro, por tus padres quienes no provenían de la Tierra, eso ya lo sabes. Te he dicho cuál es la verdad, y cuál verdad tu vayas a rastrear, esa ya será sólo y exclusivamente tu decisión, Beata. Te sigo escuchando.

Beata: ¿En una de mis encarnaciones viví en Egipto?, el cual me es familiar.

EN-KI: Beata, si piensas que voy a estar pasando por todas tus encarnaciones, nada de eso.

Beata: Entiendo.

EN-KI: Pero en parte voy a satisfacer tu curiosidad. También a propósito no mencioné a dónde fueron evacuados tus padres en la Tierra. En aquellos tiempos, y eso fue hace más de doce mil años, cuando del planeta Nibiru, el cual ya había sido expulsado de su órbita y se trasladaba al Sol, que fue posible evacuar, así que, así lo hicieron tus padres y como eran personas instruidas entonces evacuaron o fueron transportados a una isla ya preparada, que entonces llevaba el nombre de Atlanta y ahí naciste. Esa fue la tuya, la primera vida tuya en la Tierra y en la ejemplar Isla. Dicha tiene también el principio y el final. Cuando el planeta, se sabe que puede enganchar la cola en esta isla, o pasar demasiado cerca y activar los volcanes, porque volcanes en Atlanta, había muchos, Beata, empezaron también a evacuar. Tus padres, ya por supuesto en la Tierra no estaban, dejaron su cubierta, porque incluso aquellos que vinieron de Nibiru, y allá eran muy longevos, por desgracia en la Tierra ya obligaba al igual otro tiempo, otra energía y otro tiempo de vida. Pero en ese entonces tú eras un hombre, Beata y tu educación hoy en día se podría llamar protección al medio ambiente, o cuidado del medio ambiente. Tu misma elegiste en aquel entonces, porque también fue necesario evacuar, nadie murió, Beata, así en verdad en esa isla, todos tuvieron tiempo de evacuar, o alcanzaron a evacuar. Escogiste precisamente Egipto, Beata, la gente de ahí era gente sabia. La sociedad humana de hoy no les llega al talón a aquellos que vivieron en aquellos tiempos. Ante todo, esos seres de Nibiru, del planeta Orión, no estaban tan contaminados como están contaminados hoy, no había tanta mezcla como hoy, así que los científicos calcularon que el punto central del eje de la Tierra, Beata, se encuentra en Egipto y además en la actual Gizeh. Aquellos terrenos no se parecen en nada a estos terrenos actuales. Se estableció en aquel entonces, y todavía no he completado, porque en la Atlántida había también una pirámide igual como la que hay actualmente en Gizeh, la Gran Pirámide. Esa pirámide era un Templo, el punto central de conexión, Beata, entre Orión, Marte y la Tierra. Tu trabajo era cuidar el entorno bello alrededor de la Pirámide. Volví a Atlántida, aquella pirámide era un Templo y al mismo tiempo un laboratorio o punto de conexión con el cosmos. Estaba toda cubierta de oro. Cuando ocurrió la evacuación total, los más eminentes científicos, especialistas, astrólogos, matemáticos, físicos, químicos, tales también como tú, fueron evacuados junto con sus familias precisamente a Egipto. Y ahí tenía que ser levantada precisamente la pirámide, igual que la que estaba en la Atlántida. La construcción más bien tardó mucho. Tu tarea consistía también en cuidar que – es decir, la protección del medio ambiente, el embellecimiento, enseñar a la gente de ahí a cultivar, criar ganado, cultivo de plantas, árboles frutales, también el tiempo de la separación llegó. Como sabes la Pirámide en sí tiene cerca de siete mil años, no más – ni menos. Todo estaba preparado, la mayoría del grupo que estaba en Atlántida decidió venir a este planeta de nuevo y participar en la obra de la construcción de la Gran Pirámide. Los que vinieron tuvieron conservado el recuerdo tanto de lo que estaban haciendo en Atlántida y lo que lograron al estar ya en Egipto. Y así se inició el trabajo, así que dos veces te enganchaste en Egipto – la evacuación y cuando se inició la construcción. Huy, algo mucho me puse a platicar, Beata.

Beata: Gracias por la respuesta.

EN-KI: Sigo escuchando.

Beata: Querido EN-KI, ¿qué papel en mi encarnación actual desempeñan las aves? Siempre me advierten, son precursoras.

EN-KI: Porque así son en verdad. Si la gente quisiera escuchar las advertencias o las señales que dan las aves, no sólo las aves, porque también otros animales, incluso las ratas comunes, evitarían muchos de los infortunios de hoy, a tiempo huirían de las catástrofes. Así es Beata, como si empezaras a entender el lenguaje de los pájaros, esto también es un asunto de tus vidas, pero como dije, no me vas a jalar de la lengua, porque aquí bastante tiempo tendría que hablar, y eso ya pasó, lo importante es ahora, la vida de ahora – lo que tienes que hacer, cómo procedes ahora, cómo vas a trabajar en lo que sigue de tu vida la cual tienes ante ti. ¿Y cómo va a ser?, entonces tú lo vas a decidir, tienes la libre voluntad, tienes la razón, así que no podemos intervenir en esto, en este regalo que recibiste. Por eso no entiendo por qué la gente Beata, muy seriamente quiere saber acerca de las vidas pasadas – porque es muy interesante. No siempre es interesante. Algunas experiencias son muy difíciles, por eso lo tienen bloqueado y no se acuerdan de nada más allá de pequeños flashes que reciben. Así como por ejemplo tú Beata, donde en tus visiones aparecen pájaros que te dan señales, que te exhortan. Sé más abierta y entenderás lo que te están diciendo, advirtiendo, simplemente a ti te advierten de más de una decisión no muy buena, de una decisión apresurada. Porque tú eres el tipo de persona que con frecuencia primero habla y después piensa, así que en esto también debes trabajar.

 Beata: Sí

EN-KI: Escucho.

Beata: ¿Por qué elegí una familia en la que tenía que perder a mi padre? ¿Qué tenía que enseñarme su ausencia?

EN-KI: Nada. Cada espíritu Beata, que ya quiere bajar a la Tierra elige a sus padres. Tú exactamente como espíritu también buscabas y elegiste. También elegiste un tipo de vida, yo lo llamo una lección, una lección que tienes que cumplir. Es bueno cuando se empieza a entender esta lección, entonces es posible cambiar algo, peor lo tienen aquellos que van por la vida a ciegas y no entienden por qué tienen una lección tan dura, o dicen: “¿por qué a mí me persigue la mala suerte?” No es mala suerte, es precisamente la decisión del espíritu, el cual a través de las dificultades de la vida quiere lograr el mayor nivel de limpieza para poder ya sea dirigirse más alto, o bajar a la Tierra ya como un espíritu más limpio para ser un modelo a seguir en la Tierra. Tu padre cumplió este papel, el que tenía cumplir, así todo fue calculado, verificado y por eso así sucedió. Por eso te haces la pregunta por qué. Esta es tu lección, Beata. Escucho.

Beata: Entiendo. ¿Por qué no encontré en mi camino al hombre con el que establecería una relación feliz? ¿Es este el resultado del karma?

EN-KI: No necesariamente, el crecimiento excesivo de la ambición, por ejemplo. Con frecuencia una mujer está buscando el verdadero, el príncipe azul, y con frecuencia cae en las manos no de un príncipe sino de un impostor. Después está la decepción, después es el miedo ante el siguiente hombre, porque ves en el siguiente el que te lastimó. Ante todo, debes cerrar el pasado Beata, porque sin ello no vamos a movernos. No todos son malos, aunque la mayoría sí. Atraes a los hombres y claro que sí, porque eres una mujer atractiva pero te diré Beata cuáles atraes. Son perdedores que ven en ti una mujer fuerte, en la que se pueden apoyar, la que se puede utilizar y éstos atraes. Ellos no ven en ti lo que hay en verdad – la mujer frágil, en busca de la felicidad, del amor, la mujer sensible. Ellos ven lo que ven, en cambio los hombres honestos, Beata, porque y ellos también rondan, sólo rondan alrededor tuyo – te tienen miedo, aquellos fuertes, los que podrían ser un apoyo. En cambio a ellos les gusta las mujercitas débiles, que buscan apoyo, que se puedan apoyar en tales brazos masculinos, es decir voy a citar esa broma terrenal suya: “Qué bueno es ser una rubia que es considerada un ganso tonto”. Porque precisamente tales rubias con frecuencia tienen hombres valiosos. Y a las mujeres fuertes, como tú, al contrario – se les pegan los hombres, pero cuáles se pegan… Los perdedores, Beata, no lo niegues, porque esa es la verdad. Yo como el que estuvo en la Tierra – y fui un hombre Beata – te aconsejaré a pesar de que no tengas el color rubio en la cabeza, sólo diferente, pero puedes jugar el papel de una rubia. Cuando veas en el campo de visión a un hombre fuerte, un perdedor, entonces juega tal papel, y ante el perdedor también juega el papel de una pobre débil rubia. Beata, va a huir hasta donde crece un pimiento y ni tiempo tendrá incluso de utilizarte. Así que no estás en una posición perdida si se trata de la felicidad, del amor, sólo que ábrete a esto y cambia el modo de ser. ¿Entiendes?

Beata: Sí

EN-KI: ¿O tienes alguna duda?

Beata: Bueno, si de algún modo pudieras, querido EN-KI, explicarlo con más firmeza, entonces tal vez.

EN-KI: Pero si te explico con firmeza, Beata.

Beata: ¿Una dulce idiota tengo que ser?

EN-KI: Algo así. Entonces vas a echar a correr a todos los perdedores, porque de tales hay muchos y uno así te hizo daño.

Beata: Sí.

EN-KI: Te sigo escuchando.

Beata: Eres maravilloso EN-KI. ¿Por qué elegí la experiencia de ser una madre soltera? ¿Es esta una improvisación del alma?

EN-KI: Todo se puede cambiar, Beata y el destino del alma también. Tal vez ya es suficiente de darse de látigos. Todavía vas a tener tiempo de perfeccionar el espíritu y ahora cambia el modo de ser, y dejarás de estar sola.

Beata: Bien.

EN-KI: Escucho.

Beata: ¿Por qué mi hija Magdalena me eligió a mí como su madre? ¿Qué tengo que enseñarle en esta vida y qué le puedo dar si es un alma mayor que yo?

EN-KI: ¿Y cómo sabes?

Beata: De una fuente.

EN-KI: Algo mala fue tu fuente, Beata. No del todo por las mismas consideraciones tu hija, tu hija actual, este espíritu que es tu hija te eligió a ti y para aprender contigo. Es decir que ella como espíritu realiza su lección. ¿Cómo puede ser más grande, un espíritu más viejo, cuando espiritualmente es más joven que tú? Explícame, Beata. Como espíritu es más joven.

Beata: Bueno, pero esa era la información que yo tenía: más grande que yo, que me supera en habilidades como espíritu.

EN-KI: Siempre puedes creer, si tienes tal fuente de información – entonces cree. Yo veo algo completamente diferente. Pronto tu hija va a terminar de trabajar su lección en ti, o contigo y va a seguir su propio camino. Si ya hay que ponerlas a ustedes en una balanza, cuál espíritu pesa más, porque en verdad leíste algo absurdo, entonces de peso se encuentran en la misma posición, si ya se trata del origen del espíritu de tu hija...

Beata: Sí…

EN-KI: …, entonces ella nació en Orión, pero tú en cambio tuviste padres de Nibiru. Aquí hay una simple deducción, Beata, están en el mismo nivel, porque ustedes tienen el mismo código genético. ¿Entiendes?

Beata: Entiendo.

EN-KI: Yo también te aconsejo que: todos tus “libros sapienciales”, lo mejor será retirarlos a algún lugar para que no perturbe las mentes de otros, los cuales toman estas “sabidurías” tuyas. Si tú dejas de estar muy perturbada por estas “sabidurías”, en las que te adentras leyendo y permites dejarte guiar…

Beata: Sí.

EN-KI: ¿Sí qué? ¿Sí qué?

Beata: Quiero dejarme guiar.

EN-KI: Entonces es necesario cambiar la forma de pensar.

Beata: Bien.

EN-KI: ¿Puedes escribir en la computadora?

Beata: Puedo.

EN-KI: Puedes, pues como sería si no fuera así. El cerebro, Beata, no es más que una “computadora central”, que recopila, recopila todo. Así que yo te propongo limpiar la “computadora”, arrojar todo al “cesto de basura” e introducir un nuevo programa. Es así como si quisieras empezar a escribir el libro de tu vida a partir de una hoja de papel en blanco. Todavía puedes llegar a ser una agradable persona Beata, sólo si tú lo quisieras y tú buscas, buscas tu camino…

Beata: Sí.

EN-KI: …Buscas la felicidad, bien. La felicidad puede estar al alcance de tu mano, pero también tienes que cambiar la forma de proceder. Entonces se va a presentar en tu camino el hombre valioso, el que vale la pena que esté a su lado. Lo mismo es con la espiritualidad, Beata, lo que yo digo, Beata. A la espiritualidad, entonces todavía queda para ustedes un largo camino, muy largo. Apenas ahora empiezan a saborear, a tocar esta espiritualidad. Y la espiritualidad apenas se las vamos a enseñar, cuando aunque sea un poco se empiece a cambiar la situación en la Tierra. Por eso también debe ser la Limpieza en la Tierra, debe ser. As que, Beata podemos ayudarte, darte una mano pero tú permítelo. Escucho.

Beata: ¿Cuándo llegará el tiempo en que los animales no se coman unos a otros y nosotros no comamos animales?

EN-KI: Todavía va a transcurrir un poco de tiempo, Beata. Cuando haya tales plantas que satisfagan todas las vitaminas que se necesitan para el organismo, entonces realmente se va a calmar la matanza. A nosotros también nos duele el corazón. En Orión por ejemplo, sólo como algo interesante te diré, como menú principal son las plantas adecuadas, los frutos adecuados, de los cuales hay una enorme variedad, al igual que plantas. En simbiosis armoniosa conviven las personas y los animales, las aves, los peces, pero todo está bajo control Beata, de la reproducción. Por lo pronto aquí en la Tierra, la gente ha perdido el control. Dios, cuando fue todavía antes de que nos encontráramos en la Tierra, cuando ya en la Tierra había animales, peces, aves y los primeros seres humanos, ¿qué dijo Dios? Revisa el Primer Libro de Moisés en vez de leer tonterías, mejor toma el Libro de la Sabiduría, es decir la Biblia. Ahí, en el Primer Libro de Moisés, en el mero inicio están las palabras cuando Dios estaba creando todas las cosas que vivían en la Tierra, al crear al ser humano dijo: “Multiplíquense, pueblen la Tierra”. Pueblen. Él no habló de la sobrepoblación, pero de población, acerca de la regulación y así sería, pero no es, así que para todo este equilibrio, a tal simbiosis armoniosa la Tierra va a llegar. Para ello tenemos tiempo, Beata, mil años, pero por lo pronto, para ese tiempo es necesario preparar la Tierra, limpiarla, regularla y así también será hecho. Escucho.

Beata: ¿Todavía voy a vivir en esta encarnación, cuando todos vamos a vivir en armonía con la Madre Tierra?

EN-KI: Ya va a empezar a suceder, pero para tal verdadero paraíso Beata, no vas a durar, porque es necesario todavía mucho, mucho tiempo, pero ya vas a tener dadas las primeras señales. Escucho.

Beata: Querido EN-KI, ¿tenemos siempre un Guía o varios Guías, siendo personas en la Tierra?

EN-KI: El Ángel, tienen uno, a esto se denomina asignación. En cambio lo que otra vez leíste de más, pues has leído Beata, básicamente un Guía sería suficiente, pero hay algunas personas posesivas que quieren tener más – pregunto, ¿para qué? Ellos llegan para dar instrucción, para dar consejos. Un Guía, un Ángel y ya es suficiente, no se necesita más de ellos. Dicen que tienen más, poseen un ego muy desarrollado Beata, y el ego es difícil de controlar. Escucho.

Beata: ¿Por qué el Maestro Jesús Cristo, Samanda me es tan familiar?

EN-KI: Porque conociste antes a Jesús, es decir a EN-LI. Conociste a EN-LI cuando estabas todavía en la Atlántida. El espíritu es digamos eterno, el espíritu tiene memoria y esta memoria es capaz de trasladarse de generación en generación, es decir de encarnación en encarnación, por eso ustedes debieron tener una amistad Beata, en ese entonces con EN-LI. Jesús adoptó este nombre en ese entonces cuando tuvo que llevar a cabo la misión hace dos mil años, para ti sigue siendo un amigo cercano. Escucho.

Beata: Querido EN-KI, ¿de qué se evidencian mis venas varicosas y la enfermedad de una mala circulación?

EN-KI: Un organismo contaminado así se ve, Beata.

Beata: ¿Otra vez sigo mal mi camino?

EN-KI: Una vez más, Beata algo ha leído de más. El hecho de que tengas tal camino, lo tienes, pero ahora empiezas a entenderlo y a cambiar ese camino. Además, empieza a beber árnica y untar un ungüento de árnica en esas piernas, Beata. Una vez más repito, selecciona un poco esos “libros inteligentes” tuyos y esos asesores que te rodean y serás más saludable. Escucho.

Beata: Bien. ¿Cuáles chakras tengo enfermos y si puedo sanarlos por mí misma y cómo hacerlo?

EN-KI: ¿En qué libro se escribió esto?

Beata: No recuerdo el libro, simplemente sé que cada uno de nosotros está compuesto de chakras. Siete chakras. (Al mismo tiempo lo dicen EN-KI y Beata.)

EN-KI: ¿De cuántas letras se compone tu nombre?

Beata: De cinco.

EN-KI: Entonces qué piensas, ¿cuál chakra es responsable de tu organismo? El quinto, el quinto Beata – el chakra de la garganta.

Beata: Sí. Desde siempre he tenido problemas con la garganta.

EN-KI: Eso no significa que debes seguir sufriendo. Date cuenta tú misma, o incluso de otra manera Beata, lo haremos de esta manera, yo no te hago un llamado a leer ningún libro, sólo de mi sabiduría te voy a aconsejar, he aquí tú, como un cinco astral estás sujeta al planeta Júpiter. Y debido a que con esta energía fría de Júpiter no te puedes recargar, Júpiter también recarga la energía del Sol, entonces tú como un cinco deberías imaginarte, e imaginación tú tienes buena, imagina que un rayo de Sol es dirigido directamente a tu quinto chakra. Haz esta prueba, digamos durante dos semanas, cada vez que tomes este rayo de Sol verás cómo vas a obtener energía. Escucho.

Beata: Te doy las gracias con todo mi corazón, EN-KI.

EN-KI: Esta vez, ¿me entendiste?

Beata: Sí, mucho. ¿Cómo trabajar en la concentración en la meditación?

EN-KI: No quiero hacerte la pregunta: ¿en dónde has leído eso? Pero te voy a hacer otra pregunta: ¿qué técnica utilizas durante la meditación?

Beata: Ninguna, simplemente respiro y trato de no pensar.

EN-KI: Muy bien.

Beata: Pero no me funciona.

EN-KI: Pues entonces todavía agrega algo más, porque se te dificulta un poco esta visualización, Beata. Cuando te sientes a meditar, de ningún modo es necesario meditar mucho tiempo, son suficientes algunos minutos. Enciende una vela, siéntate delante de la vela, esto ya te funciona que no piensas en nada y que el cerebro está en silencio, entonces mira fijamente el fuego sin pensar en nada, aún cuando tu cerebro empiece a buscar ya sea un evento en tu mente, o también te proyecte otro evento completamente diferente. Practica, practica todos los días de esta manera este silenciamiento hasta llegar a la perfección en esta meditación. Ninguna palabra, Beata, ninguna, sólo el silenciamiento.

(Cambio del lado de la cinta).

Beata: …, un verdadero reto y una lección. Esto es odio, envidia, chismes, por ayudar a otros me dan en la cabeza. ¿Voy a encontrar otro trabajo y ser feliz?

EN-KI: Y la huída, Beata, ¿va a dar algo?

Beata: No sé.

EN-KI: Pues yo sé – no da nada, en cambio da otra cosa, da cuando tu cambies tu actitud hacia ti misma y lo que hay al parecer deduciendo de ti, al mirarte cómo te comportas, qué es lo que dices, cuál es tu tono de voz, que se puede decir – qué tan fuerte es su personalidad. Al mirar adentro, Beata, entonces ¿qué es lo que se puede ver? Una asustada, espantada, niña perdida Beata y esa niña, tal es tu niña, la cual es, la cual está en ti espantada, temerosa básicamente y otros lo perciben. ¿Entiendes?

Beata: Sí.

EN-KI: Por otro lado, te tienen miedo, porque tienen miedo. Por otro lado te ignoran.  

Beata: Sí.

EN-KI: Beato, ya es el momento de crecer, de crecer realmente y este revestimiento, con en el que te vestiste, tirarlo. Vístete en este verdadero revestimiento de una mujer exigente y no la niña que está en el interior, pero la mujer. Entonces en el trabajo empezarán a respetarte y vas a recuperar el respeto, y tratándose de los hombres, esto funciona, Beata. ¿A ti te parece que la gente no lo ve? Pero, por desgracia Beata, por desgracia así te captan, tu energía de temor. Qué más da tener un recubrimiento fuerte cuando en el interior eres una niña. Esto es lo que tienes que entender, en esto tienes que trabajar, en esto tienes que crecer, crecer muy rápido. ¿Entendiste?

Beata: Sí.

EN-KI: Ya veremos, ya veremos si entendiste. Escucho.

Beata: ¿Puedo ayudar de alguna manera a mi madre enferma, o más bien a su alma?, porque es una persona muy herida.

EN-KI: Dices exactamente la repetición.

Beata: ¿Qué significa eso?

EN-KI: Es decir, que tu madre así en verdad toda la vida fue herida. Cuando creciste y te dijiste: nadie me volverá a hacer daño. ¿Fue así? Sí, así fue. Así en verdad, Beata, este cualquier hombre bueno para nada te arrojó. Tu madre sigue trabajando en su propio escenario, porque cada uno tiene su propia lección para trabajar en ella, tu madre, tú y los demás. Así que tú puedes sólo animarla delicadamente pero no sentir lástima por ella, porque sólo vas a acentuar qué tan mal está. ¿Entiendes?

Beata: Sí.

EN-KI: Te sigo escuchando.

Beata: ¿Me debo preparar para su partida ahora?

EN-KI: Cada día, Beata, para cada uno de ustedes es una preparación para partir. Su vela no se apagó, pero falta poco. Ante todo, lo que deberías hacer por ella, para ti misma ante todo, es dejarla ir en paz, no retenerla. Si la retienes, y se puede hacer, porque ustedes son expertos en estos temas de retener el espíritu, entonces después te vas a fatigar y ella se va a fatigar. Este no será un acto de amor Beata, sólo un acto de egoísmo pero de tu parte. Así que puedes decirle lo mucho que la amas, lo mucho que le agradeces por el hecho de haber sido – que es tu madre y no lamentes de que su vela se esté apagando. ¿Entiendes?

Beata: Sí.

EN-KI: Entonces ella con tranquilidad, sin dolor partirá y allá de nuestro lado va a ser de una vez feliz. Después de todo de eso se trata. Ella sólo arroja esa materia gastada. En verdad no va a morir, va a seguir viviendo, sólo que en otra apariencia, en otra dimensión. Te escucho.

Beata: Así que mi hija Magdalena ¿realiza una tarea como una repetición de mi vida? ¿Será ella una persona feliz? ¿Voy a disfrutar de los nietos?

EN-KI: Muy bonito lo has dicho: “Está haciendo una repetición de mi vida.” ¿Y quién se lo propició?

Beata: Yo. ¿Fue inconscientemente?

EN-KI: Bueno, pues ahora ya eres consciente…

Beata: Sí.

EN-KI: …, después de nuestra conversación. Tú cambia. Ante todo Beata, así como te dije, deshazte de esa niña que hay en ti y conviértete en una mujer. Tus hijos también lo captarán y empezarán a cambiar Beata. Escucho.

Beata: Gracias EN-KI. Eso fue todo. Fue muy agradable encontrarme contigo y reunirme, estoy llena de admiración.

EN-KI: Beata, sólo que no busques confirmaciones después de nuestra sesión.

Beata: No lo haré.

EN-KI: Y Beata, solo que apliques lo que te dije aquí. No son consejos hipócritas y falsos, como los que fuiste capaz de recibir pero estos son consejos Beata, de un amigo, un verdadero amigo. Nos conocemos desde la Atlántida, también ahí estuve sólo que en ese entonces me presentaba con otro nombre, me presenté en Atlántida con el nombre de EA. Intenta programarte durante la meditación y ahí recibirás la confirmación. Entonces Beata, la plática que te he dado, por unos momentos puede ser no tan dulce, esta fue la plática de un amigo, de un amigo. Cuando apliques esto, entonces en corto tiempo tu vida cambiará por completo. Gracias por la conversación, Beata.

Beata: Gracias de todo corazón. Gracias.

Gráficos suplementarios de la sesión: el bíblico EA es EN-KI.
Fuente: http://ponad-swiatem.hekko.pl/artykul/27

FUNDACIÓN The mysteries Of the World(Los Misterios del Mundo)

DIRECCIÓN DE LA FUNDACIÓN:

The Mysteries of the World
P.O.Box 345 86
Chicago, IL. 60634 – 0586

OFICINA:

Barbara Choroszy: barbarachoroszy@yahoo.com
Ryszard Choroszy tel: (773)625-1409 & e-mail: ryszardchoroszy@yahoo.com