Sesión N° 211


SESIÓN TELEPÁTICA ESPECIAL DE CHICAGO N° 211

.

Fragmento de la sesión telepática personal de Krystyna con el PROTECTOR ESPIRITUAL de la TIERRA ENKI con el tema de las transmisiones del SEÑOR DIOS, TODOPODEROSO

.

ENKI: Bienvenida Krystyna, soy Yo, ENKI, el día de hoy te doy la bienvenida. Hace mucho tiempo que no nos habíamos visto ni oído. No mantener la palabra, Krystyna, es tal cosa – un defecto humano, por eso de ningún modo me sorprende que algo no te haya resultado bien, en cambio hoy tenemos una conversación. Obtendrás respuestas a tus preguntas y también instrucción y amonestación, Krystyna, así que podemos empezar. Yo, ENKI te escucho a ti, Krystyna.

Krystyna: Bienvenido Querido ENKI. Muchas gracias por tu discurso. Pido disculpas por no guardar la palabra en relación al ejercicio. Lo intenté, realicé estos ejercicios tanto como pude. Gracias a todos los Seres Espirituales por su ayuda, por su esfuerzo y paciencia. Entendí Querido ENKI, lo que me dijiste en este discurso y no voy a cometer equivocaciones.

ENKI: Y pongámonos a trabajar de nuevo.

Krystyna: Sí, un trabajo duro. La segunda cuestión. He recibido un mensaje. ¿Puedo leerlo?

ENKI: Puedes, por supuesto que puedes. Escucho.

Krystyna: Fue un domingo, el 22 de enero el año 2012, a las 2:40 de la tarde. Me acosté para descansar, cosa que no hago a menudo – empezaba a dormir y oigo una voz en mi mente:

“Levántate y escribe, te presentaré los hechos del mundo. Fuego y agua –el mundo–. Relámpago, la nada, la niebla. No omitirá a nadie el juicio de Dios, el castigo. Ten presente el bien del otro. Escucha y escribe, esa es Mi Voluntad, la Voluntad del Señor. Hazte obediente a Mí. Soy Yo, el Todopoderoso, voy delante de ti, allano el camino, purifico. El pensamiento, el pensamiento es un poder incomparable, grande. El mundo de la nada, de la gran nada, en vacío se convertirá…”.

(Hay una pausa ligera). Y pregunté: ¿y qué más?

“Mi Voluntad será. Escúchame atentamente, escribe con cuidado, cada palabra es importante, cada pensamiento contenido en la palabra. Yo, el Señor te sostengo como a un niño, escúchame. Ve y lleva Mi Palabra, la Palabra importante –de Paz y Amor–”.

¿Qué va a pasar? ¿Tengo que escribir? Quiero ser obediente a Ti.

“Todo va a cambiar. Así debe ser. Amén”.

Gracias Señor, por estas palabras. Pero ¿fuiste Tú quien realmente me estaba hablando a mí? ¿O es sólo mi imaginación? Por favor, dame una señal para que esté segura de ello. ¿Podrías guiar mi mano?

(Aparecieron las señales, las cuales no soy capaz de leer).

“Nunca tuviste tiempo para Mí… Tanto tiempo estuve esperando… Le voy a decir mucho a tu mente. Viértelo al papel, que esto rebote con eco, con un amplio eco. Llamo, llamo.”

¿Quién eres, Señor? Por favor, revélame Tu Nombre. (No sabía lo que estaba escribiendo, no sabía Quién me estaba hablando, a pesar de que el Ser Espiritual se presentó al inicio de nuestra conversación). Perdóname por favor. (Volví. Leí lo que había escrito). ¿Tengo que seguir escribiendo? Sé que estás aquí, siento como si hubiera una presión desde arriba en mi cabeza. Gracias por los momentos agradables que ha pasado contigo. Quiero cumplir Tu voluntad. Dirígeme. Mi voluntad te pertenece a Ti.

“Esa fue una introducción, hija mía, lo siguiente sucederá pronto. Sé obediente a Mí. Mi Voluntad”.

Estoy feliz de que quieras hablarme. Háblame por favor, no me dejes sola. Y a las 3:15 pm – se acabó la transmisión.

Krystyna: ¿Qué opinas de esto, ENKI?

ENKI: Ese no fue mi mensaje, no fui yo, ENKI, el que te dio esta transmisión. Y ahora, Krystyna, escucha con atención, porque voy a decir Quién te dio este mensaje. El mensaje lo has recibido de Dios mismo.

Krystyna: ¡Oh, Dios mío!

ENKI: Antes se tendría que haber dicho: “oh, Dios mío” y por eso te dijo el Padre que te has apartado. Yo rara vez digo tales palabras –“hija mía”–, y aquí han surgido estas palabras. De ninguna manera me sorprende, Krystyna, porque Dios cada vez con más frecuencia se dirige a la gente tratando de rescatar todavía lo que se pueda. Él intenta dar mensajes, no por medio de aquellos grandes vestidos de púrpura, pero precisamente a tales personas sencillas quiere todavía hablar y como sabes, el tiempo ya es muy corto. Él te ordenó esperar, y para Dios el tiempo, así como para Nosotros en realidad, es un concepto desconocido, pero ya que ha dicho: espera –eso significa que se va a presentar a ti de nuevo–. Y aquí voy a darte, Krystyna, una pequeña advertencia, para que a través de este mensaje, que tienes de Dios, no vueles demasiado alto, para que tu ego no se acreciente, porque te doy mi palabra, una palabra solemne: Si tu ego se acrecienta, entonces personalmente te voy cortar un poco las alas y te voy a traer al suelo. Deberías alegrarte de que este contacto fue establecido, y no pienses que no eres digna de ello. Es Dios quien ha valorado tu dignidad y por eso has tenido este mensaje. Preguntas también qué hacer con eso. En la actualidad –como lo puedes ver–, cuando la gente empieza a luchar por la supervivencia, Krystyna– decir: “Yo estuve hablando con Dios”, va a crear una burla e incluso envidia, porque va a ser –¿y por qué ella, y no yo?–. Es Dios Quien decide quién será la próxima persona para esta conversación, para estas transmisiones, así que esta transmisión la puedes leer, pero a las personas que son verdaderamente dignas de ello, de escucharlo, así que no tienes motivos para derramar lagrimas. Has sido distinguida y por eso tiene que haber en ti una humildad aún mayor, Krystyna.

Krystyna: Muchas gracias, estoy conmovida.

ENKI: Sin embargo Dios con muchos, Krystyna, está hablando. Considéralo como una conversación con el Padre, porque así también te llamó –“hija mía”–. Escucho.

Krystyna: Quisiera agradecer de todo corazón por la agradable reunión, por los buenos consejos, porque cuidas de mí y mi familia. También doy las gracias a todos los Seres Espirituales, quienes me ayudan en la vida cotidiana. Muchas gracias.

ENKI: Es agradable oír palabras de agradecimiento. Para el contacto con Dios espera pacientemente. Llegará tal momento, en el que no tendrás un aviso de que tal conversación se va a llevar a cabo. Es nuestro Gran Padre Quien decide cuándo, en qué tiempo vas a recibir el siguiente mensaje. ¿Entiendes?

.

ÚLTIMO MENSAJE, domingo, 10 de agosto del año 2014 07:00 horas de la mañana

.

Me preparaba para salir a la iglesia a las 8:00 de la mañana. Tenía mucho tiempo. Salí al balcón, empecé a rezar. (Las oraciones diarias). Se inició la transmisión. Frase por frase.

“No tendrás otros dioses delante de Mí. Yo voy a dar latigazos a mi pueblo infiel. Pídeme perdón. (Pedí perdón). Andarás por el camino que Yo te mostraré. Siembra Mi Semilla, que dé fruto. Date prisa. Todo va a cambiar. No le “escupas” a la otra persona. Irás ahí adonde te indique, por el camino recto del Amor y la Verdad. Prepárate. Esto es importante. Sé obediente. Ámame. Estoy contigo. Lleva Mi Luz de Paz y Amor. Esto no es el fin, sigue escribiendo”.

Señor, ¿puedo hacer una pregunta? ¿Qué pasará con Ucrania?

“Desintegración, victimas.”

¿Y con Polonia? (No oigo la respuesta). ¿Debo terminar de escribir?

“No. Escucha con atención. Habrá victimas en ambas partes. El espíritu se levantará de las cenizas. Ora.”

.

FUNDACIÓN The mysteries Of the World(Los Misterios del Mundo)

DIRECCIÓN DE LA FUNDACIÓN:

The Mysteries of the World
P.O.Box 345 86
Chicago, IL. 60634 – 0586

OFICINA:

Barbara Choroszy: barbarachoroszy@yahoo.com
Ryszard Choroszy tel: (773)625-1409 & e-mail: ryszardchoroszy@yahoo.com