Sesión N° 277


Sesión pública de transmisión telepática N° 277

Chicago, 13 de mayo del año 2018

.

El Ser Espiritual –El Protector de la Tierra ENKI a través de la médium, la Sra. Lucyna Łobos-Brown, responde a las preguntas formuladas.

.

ENKI: Yo, Enki, en el día actual –les doy la bienvenida…– no por última vez, porque sólo será una separación temporal. Pero hoy me gustaría, ya que Polonia se está preparando para… mi reunión, entonces… me gustaría que vinieran hoy y… sin ninguna vergüenza me hagan las preguntas, y yo voy a responder. Entonces sin mayores palabras de introducción, vamos a… empezar. ¿Quién es el primero que quiere venir aquí? Escucho.

Ryszard: Por favor…

Un momento de pausa.

Józefa: Te doy la bienvenida, mi Querido Amigo y Maestro Enki, doy la bienvenida al Mundo Espiritual, doy la bienvenida a Dios Padre. Y Querido Enki, a través de ti quiero agradecer a nuestro Creador por este hermoso lugar, que recibimos como un regalo de la gracia y el gran amor de Dios Padre. Y precisamente el lunes pasado tuvimos el enorme placer, porque pienso que fue la visita de nuestros Hermanos de las Estrellas. Trabajábamos en el huerto. Hacía un clima hermoso, un cielo impecable, hermoso, azul y yo precisamente con Rafał estábamos limpiando una parte, y yo le digo a Rafał: mira qué cielo tan hermoso y despejado. Y así mirábamos el cielo y él dice –Efectivamente. –dice. –Sorprende un azul tan encantador. Y… nos pusimos a trabajar. De repente Rafał dice ­–Mira, hay una nube en el cielo. Y efectivamente, sobre nuestra propiedad había una hermosa nube, que no era un cirro, era irregular, y digo –¿Sabes qué Rafał? Tenemos una visita en esa nube. –Apuesto la cabeza, –dice él–, que es una nave espacial. Y así, estuvimos mirando por un momento y no íbamos a mirar el cielo todo el tiempo, porque teníamos trabajo. Nos pusimos a trabajar, pero realmente no duró más de diez minutos. Y después Rafał de nuevo mira al cielo y dice –¡mira, las nubes se han ido! Miro y efectivamente no había ni rastro. Estoy segura de que tuvimos una visita de los Hermanos de las Estrellas. Sólo me gustaría pedir tu confirmación, Querido Amigo Enki. Muchas gracias por todo.

ENKI: Al igual que ese terreno… fue elegido a través de la selección como un lugar apropiado… bueno… de residencia, es decir… un lugar que estará bajo protección. ¿Si eso fue una nave espacial? Józefa, no lo creo, pero… una señal… sí… recibieron una confirmación que… ese es un lugar especial. Y… cuando… alguien se establezca ahí, entonces… créeme, o créanlo que incluso las personas enfermas van a recuperar la salud, porque ES un lugar de Fuerza. Durante mucho tiempo con Barbara lo escogimos y finalmente ella mostró este lugar, y yo dije –es precisamente este–, así que Józefa, te convencerás tú misma que tus… dolencias y las de tu pareja, cuando vivan ahí, cederán. Y entonces podrás difundir a todos qué lugar es ese. Sigo escuchando.

Józefa: Sólo quería decir todavía…, añadir que… yo, cuando vamos ahí, es como si estuviera volando con alas, porque efectivamente es un lugar único y hermoso. Cuando regreso, duermo… (incomprensible)… literalmente, el descanso y el aire, sencillamente siento en el exterior y el interior la influencia este aire limpio. Muchas gracias, en verdad agradezco por todo.

ENKI: No puede ser de otra manera, ya que este lugar está rodeado precisamente de tal Energía. Con el tiempo, ese lugar se expandirá. Todavía… y aquí puedo decir –será necesario ponerse a pensar en ello, en ampliar ese huerto–, es decir, esas personas… que viven alrededor no encajarán en todo esto, así que… será necesario hacer algo que haga que ellos se muden. Escucho.

Józefa: Muchas gracias por todo. Gracias.

Ryszard: Por favor, la siguiente persona. Bogdan, por favor.

Bogdan: Querido Enki, te agradezco de todo corazón. También quería agradecer a Dios Creador de todo, al Señor Jesús, a Marduk y mis Protectores –por todo–. Gracias. Por accidente, tal vez no por accidente, vi en You Tube unas fotos que los chinos mostraron –una sonda que lanzaron al otro lado de la Luna–. Y en esas imágenes se pueden exactamente ver edificios, se ve una pirámide. Bueno, de una increíble calidad son esas fotos del otro lado de la Luna, y los chinos no dieron ningún comentario. ¿Y qué significa? ¿Querían más o menos presionar a la NASA para que diga la verdad de que no estamos solos en el Universo?

Referencia: https://www.youtube.com/watch?v=3caLr89zccw CHINA DECLASIFIES IMAGES OF EXTRATERRESTRIAL STRUCTURES ON THE MOON. (CHINA REVELA LAS IMÁGENES DE LAS ESTRUCTURAS EXTRATERRESTRES EN LA LUNA).

ENKI: Y si… cada uno de ustedes cuidadosamente… leyera las sesiones, pero las iniciales, donde… les hablé de esto, que la segunda parte de la Luna –la parte invisible desde el lado de la Tierra– estaba… habitada (y eso fue en ese tiempo cuando se estaba construyendo la Pirámide –de Keops–, porque detrás de esta Luna que ven, estaba la Pequeña Luna) era básicamente… una pista de… aterrizaje-despegue… de naves a la Tierra o al planeta… de Orión, –no estaba especialmente habitada–. Sólo esa parte, del lado invisible de la Luna desde la Tierra, estaba habitada. Y así permaneció hasta el día de hoy. Es un hecho que en este momento esta parte de esta luna no está habitada, porque todos simplemente evacuaron después de terminar la construcción de la Pirámide. Esa parte de la pista de aterrizaje en la Pequeña Luna fue eliminada, y… lo que estaba habitado, todos lo abandonaron. Así que China o esta verdad…

Incomprensible, interferido por la tos de alguien.

ENKI: Y por ahora, todavía no revelará este hecho, porque la gente no lo recibirá en su conocimiento. Así que… leíste bien Bogdan. Sigo escuchando.

Bogdan: Gracias otra vez. Eso es todo lo que quería decir.

ENKI: Escucho.

Ryszard: Gracias. Por favor… viene una señora aquí. Bien, por favor, por favor, sonriendo y feliz. Fantástico. Por favor, por favor.

Jadwiga: (A Ryszard –gracias–). Te doy la bienvenida Señor Enki. Gracias por la ayuda, porque tú y nuestro Dios Padre nos cuidan. Mi pregunta es la siguiente. Ya me pasó varias veces que cuando me encuentro con una persona que en general no conozco en absoluto, cuando la miro a la cara y a los ojos, y como varias veces en la televisión, en lugar de ver el color de los ojos, veo… como si fueran dos carbones negros. No hay ningún color de ojos y la energía que recibo hasta… me da escalofrío. ¿Por qué? ¿Qué veo?

ENKI: A un ser que… sólo se vistió con esta materia humana. Y lo más probable es que lo que viste fue… un ser de Sirio, porque… ellos se revisten con una cubierta humana. Imagínate –si en este tiempo, en esta manera de pensar humana–, la gente viera cómo se ven realmente, ¿serían… aceptados? No, todavía… la humanidad no ha madurado para esto, así que… alégrate, alégrate Jadwiga precisamente de esto, que has recibido este don –de ver a otros seres que ya habitan este planeta–. Y no hay nada que temer, porque si tal criatura, al encontrarte, y ellos captan una energía especial, se te mostró, entonces se mostró. Fue suficiente mirar a los ojos –esto significa que… por el mundo de los otros seres eres aceptada, por lo que para el futuro, cuando se presente en tu camino tal… ser, que tenga teles ojos que no son de la Tierra, significa que… sólo puedes decir – “bienvenido Amigo” o “bienvenida, amiga”.. Eso es todo. Escucho.

Jadwiga: Muchas gracias, gracias.

Ryszard: Damas y caballeros… adelante. Nadie quiere preguntar. Pero viene Paweł, Paweł viene. Señoras y señores, Paweł vino de Canadá, nuestro amigo que hace mucho tiempo estaba, viajó un buen tramo para estar en la reunión. Fantástico. Hola Paweł.

Paweł: (A Ryszard –hola–). Te doy la bienvenida Señor Enki. Tengo esta pregunta. Hay personas… un hombre mata a otro hombre. ¿Por qué esta persona que murió, su alma no toma venganza de ese hombre por lo que le hizo?

ENKI: El hecho, Paweł de que viven en este umbral… terrenal, de seguro ya lo sabes. El que… fue asesinado, Pawel, hay algo que los seres que vienen a la Tierra tienen –no dicho, sino designado–, es decir, el tiempo, el tiempo de permanencia en la Tierra. Esto ustedes no lo determinan por sí mismos, o piden por la designación de ese tiempo. A veces es así Paweł, que… tal ser es saludable… como un pez en agua limpia y muere a manos de otra persona, así que… tiempo, el tiempo que estuvo designado, transcurre y había que hacer algo que pudiera causar que tal ser fuera llevado de la Tierra. No toma venganza, el alma de tal ser asesinado, no toman venganza contra el asesino, y eso es también porque… cuando… el asesino abandona el cuerpo, entonces sigue encontrándose en el umbral y antes de que llegue a ese umbral espiritual, aquí debe existir, aquí –en la Tierra, en este umbral terrenal– como un fantasma. Y… ay de aquel, que ni siquiera puede pasar a este umbral… espiritual, para que después pueda… desarrollar… o pedir una lección, pedir perdón, así que aquí en la  T i e r r a  vagan, experimentan angustia tales espíritus, así como… en este libro “Nuestro hogar”, esta alma de nombre André. Antes de que comenzara a entender, se quedó aquí entre los seres humanos en este umbral terrenal. Él sufrió mucho y no pudo entender por qué, qué es lo que había hecho. A él le hizo falta tiempo para que empezara a entender y pedir… perdón por todo el mal que hizo cuando estaba vivo. Por eso de tales seres –deambulando aquí en este umbral terrenal– hay toda una horda Paweł. Y… aquí es necesario entender, que entre ustedes, los seres que todavía están en el cuerpo, hay seres que… no pueden abandonar esta Tierra, este umbral terrenal, para poder llegar a este umbral espiritual, para que ahí… pidan ayuda, perdón y… sigan avanzando. Por eso… no hay por qué hacer esta pregunta Paweł –“por qué”–. Cada uno, pero… cada uno de los seres que está en la Tierra… tiene todavía algo que hacer aquí. Y –de cada ser también depende–, en qué tiempo va a entender… por qué todavía está aquí y por qué no puede  a b a n d o n a r  este tiempo terrenal. Sigo escuchando.

Paweł: Gracias por la respuesta. Y una vez me paso algo así, me recosté en el sofá y estaba así recostado, y escuchaba música relajante. Y sentí así como vibraciones, pero algo así impresionante, así como… si no se sintiera el propio cuerpo, sólo que… todo vibra. Y como si alguien me hubiera dejado sin algo, y volaba, volaba, y ya no caía del todo, sólo volaba todo el tiempo, pero en un estado tan diferente, por completo en otro… Increíble.

ENKI: Eso fue simplemente tal momento Paweł, en que tu alma, tu alma abandonó el cuerpo por un instante. Nunca es así que el alma abandona totalmente. Todo el tiempo está conectado al cuerpo con una especie de hilo. Precisamente ese fue un capricho que tuvo… tu alma. No sé explicarlo ahora –por qué–. Al parecer tu mente estaba tan relajada y calmada que el alma decidió tomar en ese corto momento también un descanso y… dejó tu cuerpo por un momento. Escucho.

Paweł: Gracias por la respuesta. Y… hace algunos, no recuerdo años, quizás meses, más bien años, creo, estaba orando al Señor Jesús y entonces… en un momento escuché una conversación, alguien me tocó la mano. Sentí un toque como si alguien hubiera puesto una mano sobre mi mano. ¿Fue Jesús o cualquier otro Ser Espiritual?

ENKI: Sí y no. También me es difícil decir Paweł, quién pudo ser. Seguro, pero de seguro pudo ser tu Ángel Guardián, quien… en ese momento te dio tal… señal, una señal de que… una vez que tu oración, tus pensamientos fueron escuchados y de esta manera dio a entender que no estás solo, que estás bajo el cuidado del Mundo Espiritual. De esto deberías alegrarte Paweł. Escucho.

Paweł: Muchas gracias. No tengo más preguntas. Gracias.

Ryszard: Por favor… por favor, ¿alguien tiene preguntas? Ni modo (Suspirando)… Adelante, vengan, vengan, porque si no vamos a pasar a… Do you have a question? (¿Tiene alguna pregunta?)

William: No, I’m just saying –point one, point two, point three… (No, sólo estoy diciendo, punto uno, punto dos, punto tres…)

Ryszard: O.k.(Bien). ¿Alguien más quiere preguntar algo?

Lucyna: Todos saben…

Ryszard: Todavía no, no, bueno… Esperen, esperen, por orden –ahora de repente dos mujeres se levantan–. Por favor, la primera, la segunda. Por favor. Cerca del micrófono, por favor.

Bronisława: Yo Bronisława, doy la bienvenida al Mundo Espiritual y especialmente a Dios Padre y… a ti, nuestro Amado, Querido Enki. Y sí, me alegro con mi hijita –gracias por la ayuda–. Pues, ella tuvo a un protector que la acompañó, incluso en polaco le deseó suerte en Chicago, en Estados Unidos. Bueno, y yo precisamente… hoy tenemos el día de las madres y tanto se habla de la Madre… Tierra… y yo quise agradecer por lo que el hombre ve, lo que él ve, lo que percibe, que nos rodea esta Tierra, y bueno, pedir al Mundo Espiritual, (suspirando) para que la Madre… nos rodee de cuidado y lleve algunas de nuestras oraciones. Gracias por todo al Mundo Espiritual y a Lucyna y Bill, les deseo una buena estancia.

ENKI: Bronisława, primero respecto a la hija. Antes de que ella tuviera… que viajar, tuviste dicho que no te preocuparas y que no Nos perturbaras, porque tales… pensamientos negativos, también perturban, así que te calmaste y te convenciste en cuanto a esto, qué PODER… posee… el Mundo Espiritual. Y… te ha sido… cumplida tu petición, tu deseo… y la hija sin ningún obstáculo… se encontró aquí, contigo. En cuanto a la Madre Tierra, ese ya es un asunto muy… extenso, porque… qué bien que esto se está grabando, porque va a poder ser publicado –lo… “bueno”… que la gente… le ha hecho o hace por la Madre Tierra–. Aquí no se necesita gran inteligencia para  s a b e r  lo que la gente… hace. ¿Piensa en la Creación Viva de la Madre Naturaleza? No, piensa en destruir, destruir tanto como sea posible. Y qué hablar aquí del amor a la Tierra, a la Madre Naturaleza… Lo que se  i n i c i ó… Bronisława y lo que ya empezó a hacer la Madre Naturaleza –¡ya NO SE PUEDE detener!–. Incluso las oraciones que algunas personas envían –todo esto es poco comparado… con el exterminio… QUE… HIZO…LA GENTE a la Madre Naturaleza–. Sigo escuchando.

Bronisława: Es verdad, es verdad que… el hombre en realidad lo destruyó todo… y no valora, y… y ya vemos, así como dijiste, que empieza duro en este año. Ya lo vemos –aquí, allá, el volcán–. Pero bueno, gracias por… pues es necesario recibir amor y dar amor. Muchas gracias por todo, por guiarnos.

ENKI: Sí, dices la verdad, dar a una persona lo que se desea recibir y esperar de la otra persona también lo mismo que das, es decir paz, amor, amistad y respeto… ante… otra persona. Escucho.

Bronisława: Muchas gracias.

Ryszard: Damas y caballeros, ¡oh! aquí viene una dama, que…

Señora: … ponerme de pie.

Ryszard: ¿Perdón?

Señora: Estoy tan nerviosa que incluso tengo miedo de ponerme de pie.

Ryszard: ¿Está usted nerviosa?

Señora: Sí, mucho.

Ryszard: Entiendo.

Señora: Sí.

Ryszard: Bien, yo le voy a detener el micrófono.

Señora: No, prefiero sola. Todavía tengo…

Ryszard: Sólo cerca…

Señora: (A Ryszard –bien–). Querido Enki y Mundo Espiritual, (con la voz entrecortada…) ¿Cómo puedo ayudar a mi madre que cumplió noventa y dos años? Soy la hija mayor… (Llorando). Ahora todo recae sobre mí. ¿Qué decisiones puedo tomar, ayudarla física o espiritualmente?

ENKI: Tu madre, a quien… ayudé antes… es una persona intransigente que reclama, exige, manda. Hizo que te subordinaras a ella… completamente, y tú… lo permitiste. Y si no limitas ese comportamiento arbitrario de tu madre, entonces tu madre… te conducirá a que seas tú la que abandone la Tierra, y no tu madre.

Durante la respuesta del Protector Espiritual Enki, se escucha el sollozo de la mujer que hizo la pregunta.

ENKI: Así es… y esa es la verdad. Ya estás hecha un manojo de… nervios, y tu madre… continúa… exigiendo, exigiendo, exigiendo. Ella terminó una bella edad. Podría todavía tranquilamente vivir más tiempo, pero… para esto es necesario estar en ARMONÍA con el entorno, en armonía con la Naturaleza y… no exigir, sino pedir. Tu madre también se convirtió en un excepcionalmente fuerte vampiro… enérgico y si… tú misma no tomas la decisión de que también las responsabilidades de cuidado se transfieran a… los otros miembros de la familia, entonces… será necesario llevarte, porque tu corazón ya no puede soportarlo más. Escucho.

Señora: (Con voz baja). Gracias, muchas gracias. Gracias.

Ryszard: Gracias. Adelante por favor. Cerca del micrófono.

Janina: Buenos días. Quisiera dar la bienvenida a todos y por otro lado, (decir) Enki, que todo –como dijiste–, todo salió bien y resultó en paz. Gracias por la ayuda.

ENKI: Bueno, que si estuvieron del todo tan tranquilos, no lo diría… especialmente después de esta última transmisión telepática, que tuvo lugar precisamente… en el bloque, en esa pirámide en el garaje, donde… también estaba su madre. La histeria ya ustedes la tienen escrita en el código familiar. Cuando… pedí tranquilidad, silencio, CONFIANZA, no pronuncié esas palabras al vacío. Cuando dije “todo estará bien, porque su MADRE será entregada en las manos correctas” y ahora también será así, pero… también es necesario escuchar y   e s c u c h a r   con mucha atención… la grabación que les ha sido entregada (aunque tuviera que durar diez veces, escucharla) y ajustarse a eso Janina. Escucho.

Janina: Gracias. Y cuando en otoño fui a la iglesia, cuando traje el bloque piramidal, el pequeño, que nos habíamos llevado, yo le dije que de castigo no quería con él (incomprensible) ni obtener esas energías. ¿Ese fue el momento correcto, porque en una semana esto (incomprensible)…?

ENKI: En cada momento es posible trasladarse con esas pirámides, bloques y cargarlas enérgicamente –en cualquier momento–. Por eso han recibido ahí, desde abajo de la oficina, una entrada a ese garaje para…  a p r o v e c h a r l o  incluso todos los días. Pero eso dependerá de ustedes. Escucho.

Janina: Muchas gracias.

Ryszard: Señoras y señores, por favor, adelante. Cerca del micrófono.

Elżbieta: Amado Enki, gracias que estás con nosotros, que siempre nos cuidas y gracias especialmente por cuidar de mí, por la salud que recibo y… gracias… por mí misma.

Ryszard: Elżbieta.

ENKI: Elżbieta… eres única, porque después de esa enfermedad y después haber pasado por esas pruebas por medio de los médicos, tú te regresas a la salud. Y… créeme, los médicos también se están preguntando –cuál es la razón por la que has aguantado todo tan bien–, y luces tan bien, y gracias al hecho de que tienes en tu casa precisamente ese bloque energético que estás a p r o v e c h a n d o. Y por eso… Yo, Enki, sólo puedo estar agradecido y tú puedes ser un ejemplo para todos aquellos que se quejan y hablan –cuán enfermos están–. Y realmente, es poco lo que hacen en esta dirección. Quejarse y sólo quejarse. Escucho.

Ryszard: Señoras y señores… Estoy esperando… y miro directo a los ojos. Adelante sin pena, porque si no… entonces voy a pasar a las preguntas escritas en papel por colegas de otros países. Cinco segundos.

Lucyna: Ya pasaron.

Ryszard: Muy bien.

Lucyna: Empezamos.

Ryszard: Empezamos.

Barbara: Bienvenido, Querido Enki. Pregunta de Olivia de México. Con alegría, saludo a Dios Padre Yahvé, a ti, a nuestro Protector EA y al Mundo Espiritual. Estamos enormemente agradecidos por la bendición de su gran ayuda de cada día y te pido nuestro Querido Protector, una respuesta a estas preguntas. Muchas gracias Olivia de México. La primera. Tus sesiones nos han cambiado, nos han ayudado a comprender el verdadero propósito de nuestra vida en la Tierra, y estas son Palabras Maravillosas, no para el oído sino para el alma, porque tú  s i e m p r e  dices la verdad. Ahora sabemos que todo lo que esperamos mejor, depende del ritmo de nuestras elecciones y aprendizaje cotidianos. ¿Podemos considerar las sesiones contigo, tus palabras, como una continuación de la Biblia, como una continuación de nuestra historia en el difícil camino al perfeccionamiento? Gracias. Olivia.

ENKI: Bienvenida… Olivia. Palabras muy sabias… aquí han sido dichas. No… extraigo palabras de la Biblia, porque la Biblia fue escrita bajo un punto de vista diferente. Lo que yo transmito, lo que digo, lo que respondo a sus preguntas es así a un nivel humano y… Olivia, me adapto a las mentes humanas para que todos lo puedan entender, que… no entiendan, pues bien –lo van a entender–, todos por orden lo van a entender cuando ya se encuentren en el umbral –ya sea  t o d a v í a  en este umbral terrenal, o entonces ya más tarde en el espiritual, pero –P R E F E R I R Í A– que este entendimiento empezara a ocurrir aquí, cuando ustedes  t o d a v í a  están en este cuerpo físico, aunque… les tocó vivir en este umbral terrenal, así que Olivia –llego a sus mentes y corazones–, y tan POCOS de ustedes empieza a entender. De mis transmisiones, la gente elige lo que actualmente… le conviene. Y lo que no conviene, entonces debe ser de otro modo distorsionado, negado o lanzando blasfemias. Por eso Olivia me da mucho gusto, que… mis Palabras lleguen. Me da mucho gusto. Sigo escuchando.

Barbara: La segunda pregunta de Olivia. Me topé con la terapia llamada “Par-biomagnético”, por supuesto muy atacada por la ciencia, por los incrédulos, etc., pero con muy buenas opiniones de aquellos que han sanado. Me llama mucho la atención y lo encuentro bastante interesante. Me podrías aconsejar por favor, si estudio esto con la ayuda de Ustedes y por lo pronto sólo a través de Internet, ¿podría yo considerarlo como el trabajo en la misma dirección de lo que hacemos, como nos lo mencionaste hace unos años? Ustedes conocen mi destino mejor que yo ¿opinas que como parte de los planes de ayuda al mundo, podría ayudar precisamente de esta manera? Gracias. Saludos cordiales de toda nuestra familia. Olivia.

ENKI: Olivia, esto es así, que el destino claro que sí –la gente misma al… bajar a la Tierra– elige, pero el destino es móvil, es decir, se puede mejorar, se puede… cambiar. Ya que te interesaste en esta terapia, una nueva terapia, significa que es para ti. Las formas de aprender son… distintas. Se puede y… con la ayuda en el entrenamiento a través de Internet, porque… esto… también lo han recibido como un regalo del Mundo Espiritual. Así que tendrás que entrenarte… en alguien, y en tu esposo, y en tus hijos, y en alguien de la familia. Y… estás pidiendo ayuda desde Nuestro lado Espiritual. Aquí te puedo asegurar –si empiezas este entrenamiento adecuado–, recibirás dicha ayuda, es decir apoyo y orientación. Escucho.

Barbara: Ahora una pregunta de Wiktor. Bienvenido Querido EA. Hace unos años, cuando me fue dado escribir el primer libro, alguien de Inglaterra me prestó dinero para su edición. Sin embargo, las condiciones de la vida me obligaron a pagar con eso otros gastos. El libro ha sido publicado, pero sólo en formato digital –está disponible en Internet–. Hace unos días, recibí una carta de esa persona en la que me escribió para saldar mi deuda, y al mismo tiempo admitió que se sentía decepcionada y engañada. Le respondí que tan pronto como sea solvente, le devolveré el dinero dos veces. ¿Podrías decirme por favor, cómo se ve este asunto desde tu punto de vista? Y en general ¿qué le he hecho a la gente?, –les envío cartas amables y luego ni siquiera responden–. Gracias. Wiktor.

ENKI: O tal vez Wiktor esas cartas son demasiado  a m a b l e s. Y te DOBLEGAS demasiado.  Escribiste lo suficiente a esta mujer. Tan pronto como te recuperes, la deuda será devuelta, así que… no tienes nada de qué preocuparte Wiktor y disculparte, disculparte por algo que… no tiene razón de ser. Con calma, mantén la calma, porque esto es en este momento… lo más importante. Te sigo escuchando.

Barbara: Ahora… la última pregunta, de Małgorzata desde Łódź. Bienvenido Señor Enki, esta vez sólo cortito diré algunas palabras. Muchas gracias por la constante ayuda en mis problemas, grandes y pequeños, y te pido por favor que me perdones por la constante falta de agradecimiento por tu ayuda. Perdona que a veces me olvide de decir “gracias” por lo que haces por mí y por todos nosotros. Ya dentro de unos días podré agradecerte personalmente a ti y a Lucyna, que a pesar de las diversas situaciones desagradables están con nosotros. La fila de espera para la reunión contigo Señor, ya es muy larga. Les estamos esperando con paciencia e impaciencia. Les deseo un buen viaje en nombre del equipo de Polonia. Saludos, Małgorzata.

ENKI: No voy a extenderme demasiado en lo que me escribiste, Małgorzata. Ya que… una vez fueron dichas las palabras –“Recíbeme como Socio”–, y este Socio sigo siendo, y el hecho de que a veces… es distinto… en la vida, porque sin embargo vives en el mundo físico, que una vez es mejor, otra vez es peor. Pero míralo Małgorzata desde otro lado. De cada… aprieto –y de los más grandes, y de los más pequeños– sales con la apropiada mano defensiva. Y así será… hasta… que la Madre Tierra empiece a demandar cada vez más de la Limpieza. Y también puedo decir –“Pues, nos vemos en Polonia Małgorzata”–. Sigo escuchando.

Barbara: Enki, esas son todas las preguntas. Muchas gracias por la transmisión telepática de hoy.

ENKI: Y eso… no me lo esperaba, que cuando ya me empiezo a desplegar, tú me dices –gracias Enki, porque no hay más preguntas…–, y en la sala hay bastantes de ustedes. ¿De qué… tienen… miedo, vergüenza? O también no se quieren aparecer, porque sus pensamientos no son sinceros. Pero, cómo, nadie se quiere ya… aparecer aquí, preguntar. Pues bien –yo también doy las gracias–.

Ryszard: Todavía Paweł, Paweł quiere… una pregunta si se puede. Paweł, por favor.

Paweł: (A Ryszard –gracias–). Señor Enki, tengo una pregunta. ¿En qué se ocupa en los tiempos actuales el apóstol Pedro?

Risa de Ryszard.

ENKI: Ahora sí que me sorprendiste.

Mucha risa a la vez.

ENKI: En qué se ocupa… ocurre que, yo no lo tengo aquí… en el registro… de Seres Espirituales. Todavía en el… Mundo de Transición, es decir purgatorio, donde… está el mayor intercambio de Seres Espirituales, –¡él NO SE ENCUENTRA!– De esto resulta que él ya se reencarnó, que está en la Tierra…

Paweł: Muchas gracias.

ENKI: …pero eso no significa que si tienes una debilidad por este Espíritu, entonces este Espíritu no te ayude si te diriges con una petición de ayuda. Los discípulos de Jesús –hay una cosa, que incluso cuando ya se reencarnan, su espíritu es divisible, es decir PUEDE– y si es digamos el Protector de un ser… vivo –puede aparecer en el denominado llamado, o en una petición de ayuda–. Entonces este espíritu, que ya está en el cuerpo puede venir y ayudarte. Escucho.

Paweł: Muchas gracias por la respuesta. Tengo una pregunta. Hay tantos polacos en Chicago y… en general tan pocas personas llegan a estas transmisiones telepáticas, que hasta estoy muy conmocionado.

ENKI: Tal vez lo diré así, Paweł –¿sabes qué Paweł?–, no entiendo esta pregunta.

Risa.

ENKI: Sí, no entiendo… las expectativas de la gente… y había bastantes, no se cumplieron. Las expectativas de la gente –tampoco se cumplieron– y por eso es que quedó un puñado tan pequeño. Y mira Paweł hoy, cuando Ryszard pide –“por favor, vengan a hacer una pregunta”–, ¿cuántas personas vinieron? El resto –permanece sentado como   h i p n o t i z a d o–. ¿Cómo lo llamarías a eso, Paweł?

Paweł: Tal vez… No sé.

Señora de salón: … ¿Puedo? –porque tengo un hijo, Paweł–, ¿puedo hacer esa pregunta? ¿Y dónde se encuentra san Pablo? (La persona que hace esta pregunta se sonríe). Cuando usted preguntaba por Pedro, yo quise saber sobre Pablo.

Paweł: Pablo es mi Guía Espiritual.

Señora: Qué bien precisamente, porque yo quería saber algo sobre este tema, porque mi hijo es Paweł y por eso voy a la iglesia de San Pablo, y ahí hay una estatuilla de Pablo, y como voy ahí a dar un paseo, –cerca de la iglesia–, porque no siempre voy a la iglesia…

Ryszard: No se puede oír nada, por favor al micrófono porque se está grabando… Usted puede oir pero…

Señora: No huya señor. Porque usted es Paweł y mi hijo es Paweł. Me gustaría saber algo, ¿qué está pasando con San Pablo? Porque yo voy ahí a acariciarlo cuando voy de paseo y siempre le hablo a él, para que cuide (sonriendo) a mi hijo.

ENKI: ¿Y tú sabes… qué tanto… de Seres Espirituales –hay de intercambio, que viene y va–? ¿Yo debo saberlo todo? Puedes contar algo más.

Señora: Pero específicamente sé poco sobre San Pablo –no sé por qué–.

ENKI: Al parecer no debes saber. Tú tienes que vivir como lo estableciste… cuando… bajaste a la Tierra.

Señora: Sí, pero ahora pregunto…

Ryszard: No, no, aquí al micrófono, al micrófono.

Señora: Pero ahora yo pido por favor por mis hijos.

ENKI: Y los hijos, esto ya es… otro asunto y si ese niño quiere… es un niño pequeño, entonces se puede decir algo sobre él, pero si estos niños ya son niños grandes, entonces… cada uno tiene… el derecho de venir aquí y hacer una pregunta personalmente.

Señora: Eso va a ser difícil.

ENKI: Ni modo…

Señora: Gracias.

ENKI: …porque cada uno tiene su propia lección que realizar –cada una– de las personas. Escucho.

Ryszard: …Entonces ahora un poco de humor.

Señora: Muchas gracias.

Ryszard: Por favor, adelante, por favor –para el buen humor–. Nuestro nieto tiene… por nombre Mateusz. Tal vez algo sobre este tema…

Risa.

ENKI: Ryszard…

Risa.

ENKI: …o tal vez así… Ryszard también fue un santo. ¿Quieres saber sobre este tema?

Risa.

Ryszard: ¿Por qué no?

ENKI: Bueno, entonces nos pondremos de acuerdo para la próxima vez y… echaré un vistazo al interior de tu “revestimiento”, y Mateusz… pues, él será… como lo eligió cuando bajó a la Tierra. Y eligió una vida sabia y –así se empieza a desarrollar esto en él–, la sabiduría. Escucho.

Ryszard: Muchas gracias. Señoras y señores, pues…

William: I have a question (yo tengo una pregunta).

Ryszard: Okey, okey, ask a question (está bien, está bien, haz la pregunta).

William: When we finish the channeling (cuando terminemos esta transmisión telepática).

Ryszard: Okey (Bien). Pues bien, no hay más preguntas. Señoras y señores, nos reunimos una vez al mes, es un poco así que… probablemente no estén ustedes preparados para la reunión.

Danuta: …porque si… tiempo (incomprensible), entonces yo todavía preguntaré algo.

Ryszard: Entonces adelante por favor, adelante, por favor. Por favor.

Danuta: …porque siempre, siempre regresamos…

William: … (Incomprensible).

Ryszard: No, no, no. Hoy, ya dije antes que tenemos más tiempo porque hay menos preguntas de Polonia.

Danuta: Te doy la bienvenido Enki. Como hoy estás tan “oportuno”, quiero decir algunas palabras. Gracias por su protección, gracias por todo. Ya conoces mis dificultades. Y quisiera preguntarte, ¿de alguna manera estoy saliendo de mis problemas?

ENKI: Y aquí… has tenido dicho cientos de veces. Danuta –confía–. Conozco demasiado bien tus problemas, porque… cada vez que… vienes, entonces… todo el tiempo se habla de estos problemas. ¿Acaso no te lo dije –pido por favor un poco de confianza–? Lo dije, pero… tú de todos modos sabes a tu manera, tú de todos modos eres la más sabia.

Danuta: Nooo…

ENKI: Ohhh síííí. Y no dejas que se te explique, así que aquí en esta sala, en este pequeño grupo de personas, puedo decirte ahora –Danuta, todavía estoy pidiendo un poco de confianza y de tu paz interior, y  s a l d r á s  de esos problemas–, especialmente de esa… mano enferma, que dices que tanto te molesta, porque te molesta, pero también debes empezar a programarte  d e  o t r a   m a n e r a  y decir –dices sinceramente que cada día esta mano está cada vez mejor y mejor– y tus preocupaciones simplemente poco a poco quedarán RETIRADAS Danuta. Te escucho.

Danuta: Muchas gracias, Enki. La mano está cada vez mejor, y yo creo y confío, y doy gracias por todo.

Conversación corta en el fondo.

Ryszard: Gracias por todo… dijo Danuta.

Maria: Mi nombre es Maria. Te doy la bienvenida Enki. Gracias por orientarnos, por cuidarnos. Mi hermana y yo nos vamos a Arizona pronto. Quisiera pedir protección durante nuestro viaje y Providencia, cuando lleguemos a Arizona, cuando nos instalemos allá.

ENKI: Van a volar lejos…

Maria: Desafortunadamente.

ENKI: …Golondrinas. Prometí antes esta protección sobre ustedes y cumpliré mi palabra. Quieren un lugar cálido. Pues, ya retenerlas… no se puede, pero como Golondrinas, de vez en cuando pueden volar hasta aquí para estar con nosotros. Les aseguro cuidado durante el tiempo… de viaje… a ese lugar cálido y mucha, mucha mente abierta durante el proceso de aclimatación en ese otro lugar.

Maria: Muchas gracias.

ENKI: ¿Algo más?

Maria: Gracias.

Ryszard: Gracias, nuestro Protector de la Tierra. Veo que ya nadie quiere más… Noooo… Pero presioné, presioné…presioné.

Risa de alguien.

Ryszard: Por favor, la siguiente persona considérelo todavía porque tenemos algo de tiempo. Por favor.

Señora: Te doy la bienvenida Enki, al Mundo Espiritual y tengo una pregunta. Planeo salir de viaje con los niños de vacaciones, que tienen mucho miedo de volar en avión. ¿Podemos contar con tu cuidado durante el vuelo y estancia en las vacaciones?

Ryszard: (En voz baja). Claro que sí.

ENKI: Si tienen miedo, entonces ¿para qué vuelan?

Ruidosa risa de las personas reunidas.

Ryszard: Así es.

Señora: (Con una sonrisa). Sólo para descansar.

ENKI: Pero si prometo, que… me ocuparé de… tu familia, ¿esto te ayudará?

Señora: Yo… en sí no tengo miedo, pero muchas gracias por la protección. (Últimas palabras dichas con una sonrisa).

ENKI: Hay un método para aquellos que tienen miedo de volar –beber una buena copa–.

Risas.

ENKI: Una gran copa. Entonces… en general piensas –cómo vuelas, en qué vuelas, a dónde vuelas–.

Ryszard: Da igual.

Risa.

ENKI: Entonces da igual…

Risa.

ENKI: …así que el consejo, un consejo terrenal –emborracharse bien–. Escucho.

Risa.

Señora: Pero Enki, son jóvenes, así que no puedo… (Riéndose).

Ryszard: A los jóvenes también les gusta beber.

Risa. Varias personas dicen algo en broma.

Señora: Y todavía está la nieta –apenas tiene cuatro años–. De ningún modo (riéndose).

Ryszard: Es necesario empezar con ella.

ENKI: La nieta no tendrá miedo…

Risa.

ENKI: …sólo esta… esta juventud y puedes… proponer una copa… antes… del vuelo.

Señora: Antes del vuelo –bien–.

ENKI: Así que tranquila. En verdad… mantén… la calma, porque esto también va a depender de ti, si te vas a poner nerviosa entonces ellos también. Escucho.

Señora: (Con risa en su voz) Muchas gracias.

Ryszard: Adelante por favor, exprimí de una persona… una copa. ¿Bueno, quién más?

Risas.

Ryszard: ¿Alguien más? En ese caso… Querido Protector, Señor de la Tierra Enki –te agradecemos cordialmente– como de costumbre… con gran respeto por haber venido y porque… estuviste aquí con nosotros. Gracias por todas las respuestas y… hasta la próxima reunión, cuando llegue Lucyna. Agradecemos también por estas tecnologías que recibimos para poder curarnos, por supuesto, siempre que cada uno de nosotros crea en ello. Gracias.

ENKI: Sí, tienes razón Ryszard. Pues –si no, no–. Y yo agradezco… por esta reunión, y hasta luego…pronto. ¿Y cuando? No sé. Gracias.

Barbara: Muchas gracias…

Aplausos.

Barbara: …y deseamos…

Fin de la grabación.

FUNDACIÓN The mysteries Of the World(Los Misterios del Mundo)

DIRECCIÓN DE LA FUNDACIÓN:

The Mysteries of the World
P.O.Box 345 86
Chicago, IL. 60634 – 0586

OFICINA:

Barbara Choroszy: barbarachoroszy@yahoo.com
Ryszard Choroszy tel: (773)625-1409 & e-mail: ryszardchoroszy@yahoo.com