Sesión N° 1


TIEMPOS DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA PIRÁMIDE DE KEOPS

.

Sesión por regresión de edad, número 1

.

Sesión conducida con Lucyna Łobos.

Wrocław, Polonia, 6 de mayo del año 2001.

.

Conductora: Łucja Szajda (psicóloga clínica, hipnoterapeuta), con la asistencia de Iwona Stankiewicz.

.

Pregunta: Pregunta de la conductora de la sesión.

Lucyna: Lucyna Łobos – respuesta a la pregunta.

 

(…) Después de pasar al estado alterado de conciencia por medio de la hipnosis.

Pregunta: Dentro de un momento regresarás a la Tierra y regresarás a una de las últimas reencarnaciones. Por un momento permitirás a tu subconsciencia, escoger la vida de hace 4500 años, antes de la vida presente. Cuando te pongas de pie en la tierra estarás en tu vida anterior en Egipto, cerca de la pirámide de Keops, la cual será construida y nos contarás lo que ves… Mira alrededor y dinos, ¿qué ves?

Lucyna: El pozo veo, cerca del pozo una muchacha joven, alrededor hay desierto. No lejos del pozo veo las construcciones, las casas son de planta baja, construidas de piedra. Vienen los sacerdotes a mis padres, mis padres me entregan al templo. Esta muchacha joven soy yo.

Pregunta: ¿Qué templo es este?

Lucyna: El de la diosa Isis.

Pregunta: ¿Qué haces allá?

Lucyna: Tengo que servir al sacerdote. El principal Constructor de la pirámide. El sacerdote se llama Juno. En el templo tengo que pasar las pruebas y la limpieza. El templo se encuentra no lejos de Nilo. No veo la pirámide. Después de la limpieza van a ser las iniciaciones. Estoy preparada para servir al sacerdote. No veo el periodo que tanto tiempo esto duró.

Pregunta: ¿De qué se trataba tu limpieza?

Lucyna: Me mantuvieron en una celda encerrada. Ahí fue espantoso, la única comida era agua. Eso duró unos días.

Pregunta: ¿Cómo te sentías ahí?

Lucyna: Estaba tan infeliz, abandonada. Pensaba, que iba a morir.

Pregunta: Pero no fue así. ¿Qué pasó después?

Lucyna: No veo el periodo de qué tanto tiempo estuve ahí, ya estoy cerca de Juno, siguen ya las preparaciones para la construcción de la pirámide.

Pregunta: ¿Ya la construyen?

Lucyna: No. Las preparaciones empiezan con el área de apoyo y la construcción de éste. Se necesita asegurar las viviendas para la gente. Se levantan las carpas, muchas carpas. Se ven las carpas una frente a la otra. Construyen cada vez más sólo carpas nuevas. Se levanta también la carpa–Templo. Va a servir para Keops y Juno. Es una extraña carpa. Todo esto dura algún tiempo. Estoy cerca del sacerdote. Es muy bueno.

Pregunta: ¿Platicas con él sobre la construcción?

Lucyna: Estoy con él todo el tiempo.

Pregunta: ¿Ves cómo construyen la pirámide?

Lucyna: No la construyen. Aún siguen las preparaciones.

Pregunta: ¿Qué hacen? ¿De qué se trata esto?

Lucyna: Traen a la gente y se establece en las carpas. Veo el pueblito de las carpas.

Pregunta: ¿Has visto el plan de la construcción?

Lucyna: No, los planes son secretos, quienes los conocen son Keops y el Sacerdote Juno. Están trayendo los animales para el trabajo. El trabajo en el área de apoyo está siendo conducido muy rápido, en todos se nota alegría, no hay obligación, esperan a Keops.

Pregunta: ¿De qué se encarga el sacerdote Juno?

Lucyna: Él es el sacerdote mayor, está para servir al Faraón.

Pregunta: ¿Estás cerca de él?

Lucyna: Estoy cerca de él siempre. Se acaba de construir el área de apoyo para la gente y los animales. Se termina el establecimiento. Viene el propio Keops. Es un hombre en la edad de 35 – 40 años, es muy hermoso, posee tanta dignidad. Proclama a la gente que el trabajo de la construcción queda iniciado. Keops y Juno preparan a la gente para que en la construcción solamente ayuden, realicen los trabajos auxiliares… El trabajo no será pesado, todavía más alegría.

Pregunta: ¿Qué opinas acerca de las palabras que estás escuchando? ¿Qué pasa entonces contigo?

Lucyna: Estaba también tan fascinada. Me daba gusto de haber conocido a los Hermanos Alados, los Hermanos Blancos o los Ángeles.

Pregunta: ¿De dónde tienen que venir?

Lucyna: Keops explica, que de la Segunda Tierra.

Pregunta: ¿Cuándo tienen que venir?

Lucyna: Ya están. Atrás de la Luna de la Tierra está la base.

Pregunta: ¿De dónde sabes que están?

Lucyna: Keops lo decía a todos.

Pregunta: ¿Le crees?

Lucyna: Si, le tengo confianza porque es bueno. La gente no puede llegar a entender esto, yo misma no podría entender esto.

Pregunta: ¿Los has visto?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Cuándo ocurrió esto?

Lucyna: Ellos aparecieron rápido, porque el trabajo quedó iniciado, trabajan en la transportación de las enormes piedras.

Pregunta: ¿Tarda mucho esta preparación?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Has visto el plan de la construcción?

Lucyna: No, los planos los tienen ellos, solamente dan las órdenes a Keops. Van a construir desde la base, piedra por piedra.

Pregunta: ¿Qué más ves?

Lucyna: Veo sus naves, con las cuales se mueven.

Pregunta: ¿Qué más ves? Mira la pirámide y los aposentos. ¿Puedes decir qué ves?

Lucyna: Digo lo que veo. De la base de la pirámide hay un aposento, más bien cámara. Está del lado del Aposento de la Reina. Más alejada del lado del Aposento de Keops y hay una tercera y las dos últimas, estas se encuentran sobre el Aposento del Rey. Los aposentos son puestos una sobre otro. No veo más aposentos escondidos. Este último está en el vértice de la pirámide y es de grande tamaño.

Pregunta: ¿Hay alguna entrada a estos aposentos?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Puedes decir en qué lugar?

Lucyna: La conexión con todos los demás aposentos todavía escondidos, se encuentra en el Aposento del Rey. Está escondida.

Pregunta: ¿La construcción está iniciada y aún continúa?

Lucyna. Sí.

Pregunta: ¿Qué tanto duró?

Lucyna: Veinte años tardó la construcción incluyendo los corredores que se encuentran alrededor de la Pirámide.

Pregunta: ¿Y dónde está la Tumba de Keops, la puedes mostrar?

Lucyna: No, en la Pirámide no, allá no está.

Pregunta: ¿Y dónde está?

Lucyna: Afuera, al lado de la Pirámide.

Pregunta: ¿Dónde, sabes?

Lucyna: Lo sé.

Pregunta: Entonces di precisamente dónde.

Lucyna: Describo el lugar, donde descansa.

Pregunta: ¿Moriste junto con él?

Lucyna: No.

Pregunta: ¿Lo hubieras querido?

Lucyna: Sí, lo hubiera querido. Debía ser testigo de todo.

Pregunta: ¿Por qué sabes, dónde está enterrado?

Lucyna: Describo. La Esfinge no por casualidad está puesta al lado de la Pirámide. Tiene una conexión con la tumba.

Pregunta: La muerte de Keops fue una tragedia y tú sabes donde está enterrado. ¿En la Pirámide no?

Lucyna: No.

Pregunta: Y dónde ¿al lado?

Lucyna: Matemáticamente no puedo describir esto, pero puedo dibujar.

(Aquí se realiza la descripción de la posición de la tumba)

Pregunta: ¿Y qué pasa en la construcción? ¿Ya está terminada?

Lucyna: Son transportadas las piedras al terreno de la construcción. Las llevan las naves.

Pregunta: ¿Las naves aéreas?

Lucyna: Sí, las aéreas. Esto tardo demasiado.

Pregunta: ¿Cómo se veían esas naves?

Lucyna: Son rectangulares, también tienen la figura de un cigarro, o una mazorca de maíz.

Pregunta: ¿De qué tamaño son esas naves, las ves?

Lucyna: Enormes.

Pregunta: ¿Ves ahí alguien adentro?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Qué apariencia tienen?

Lucyna: Son muy altos y hermosos. Llevan puestos overoles, herméticamente cubren sus cuerpos. En la cabeza tienen cascos.

Pregunta: ¿Cómo es su actitud hacia la gente?

Lucyna: Amigable. Ordenan que se les llame “Amigo”.

Pregunta: ¿Para qué construyen la Pirámide?

Lucyna: Es un mensaje.

Pregunta: ¿Qué quieren transmitir a la gente?

Lucyna: La existencia de la Segunda Tierra.

Pregunta: ¿Para qué? Si ya hay una.

Lucyna: Sí, pero no como la de allá.

Pregunta: ¿Es decir, cuál?

Lucyna: Perfecta, limpia, despojada de lo malo.

Pregunta: Pero regresemos todavía a la construcción de la Pirámide y al Gran Constructor de la Pirámide. ¿Hablas con él sobre el tema de la construcción? ¿Piensa en voz alta cerca de ti? ¿Reflexiona?

Lucyna: Sí. Dice, que están recibiendo al corriente las instrucciones, una vez, en un determinado tiempo Keops y Juno van a la carpa marcada para las reuniones con los Hermanos Blancos, porque dijeron, que están sucios. Ahí platican.

Pregunta: ¿Has visto cómo son puestos esos enormes bloques? ¿Cómo se procede?

Lucyna: Es simple. El bloque es levantado por medio de unos extraños rayos.

Pregunta: ¿Son enormes los bloques?

Lucyna: Bloques muy grandes.

Pregunta: ¿De dónde salen esos rayos?

Lucyna: De la nave. El bloque está colgado en el aire, está siendo llevado.

Pregunta: ¿Por medio de los rayos?

Lucyna: Los rayos.

Pregunta: ¿Hay algunos instrumentos?

Lucyna: No hay.

Pregunta: ¿Y qué ves?

Lucyna: Los bloques son acomodados.

Pregunta: ¿Unos sobre otros? ¿Cómo sucede esto?

Lucyna: Veo cómo la nave levanta el bloque. Primero es pulido, el corte del bloque se realiza con la espada, parecida a un rayo.

Pregunta: ¿De dónde sale ese rayo?

Lucyna: De la nave.

Pregunta: ¿Qué más?

Lucyna: Después esa luz levanta el bloque, lo lleva por el aire y lo colocan.

Pregunta: ¿Dónde lo colocan?

Lucyna: Como los juegos de piezas de construcción, sobre la Pirámide.

Pregunta: ¿Y de dónde se llevan esos bloques?

Lucyna: Al otro lado del Nilo están las canteras.

Pregunta: ¿La construcción tardó hasta veinte años?

Lucyna: Así quedó marcado por los constructores.

Pregunta: ¿Qué ves todavía en la construcción?

Lucyna: A la gente trabajando.

Pregunta: ¿Qué hace esta gente?

Lucyna: Agua.

Pregunta: ¿Qué con esta agua?

Lucyna: Agua, mucha agua se necesita para la construcción.

Pregunta: ¿Qué hacen con esta agua?

Lucyna: Riegan las piedras que fueron colocadas por la nave.

Pregunta: ¿Y después?

Lucyna: Colocan el siguiente bloque y de nuevo agua.

Pregunta: Pasa ahora, porque puedes moverte en el tiempo. La Pirámide está terminada. Mira como guardan a Keops. Tu amado rey. ¿Lo ves?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Describe, qué esta pasado, dónde estás?

Lucyna: Cerca de la Esfinge, el cortejo entra cerca de la Esfinge.

Pregunta: ¿Hay alguna entrada, escaleras?

Lucyna: Hay una entrada, entran.

Pregunta: ¿Quién entra?

Lucyna: El cortejo fúnebre.

Pregunta: ¿Dónde están esas escaleras?

Lucyna: No lejos.

Pregunta: ¿De qué lado de la Esfinge?

Lucyna: De la cabeza.

Pregunta: ¿Cuántas escaleras hay ahí? ¿Ves? ¿Puedes decirlo?

Lucyna: Trataré de decir, un piso, tal vez dos. Es demasiado profundo.

Pregunta: ¿Pasan por debajo de la tierra?

Lucyna: Sí, debajo de la tierra.

Pregunta: ¿Dos pisos abajo de la tierra?

Lucyna: De acuerdo a la medición, sí.

Pregunta: ¿Qué sigue?

Lucyna: Trasladan a Keops.

Pregunta: ¿Adónde trasladan al Faraón?

Lucyna: Al lugar de su descanso.

Pregunta: ¿Es algún aposento especial?

Lucyna: No.

Pregunta: ¿Y qué es?

Lucyna: Sólo la tumba preparada adosada por todos los lados con piedras.

Pregunta: ¿Cómo se ve por dentro?

Lucyna: Esta vacío, esta solamente el sarcófago.

Pregunta: ¿Cómo se ve este sarcófago?

Lucyna: Es rectangular.

Pregunta: ¿Está construido con una piedra especial?

Lucyna: No.

Pregunta: ¿Y de qué?

Lucyna: De lo mismo que la Pirámide.

Pregunta: ¿Este sarcófago, en qué lugar está en este habitáculo?

Lucyna: Está casi en el centro de este habitáculo, cuando se entra a la tumba. Ponen al Faraón.

Pregunta: ¿Adónde lo ponen?

Lucyna: En el sarcófago.

Pregunta: ¿Y qué más?

Lucyna: Se acerca una nave, tapan el sarcófago con la piedra. Nadie debe morir con el Faraón, todos dejan la tumba.

Pregunta: ¿A dónde van?

Lucyna: Van afuera.

Pregunta: ¿Por este camino o por otro?

Lucyna: Por el mismo camino, por el cual entraron.

Pregunta: ¿Qué tanto tiempo se va uno por este camino?

Lucyna: Corto, eso tarda un momento.

Pregunta: ¿Se quedaron en este habitáculo algunos tesoros, vasijas?

Lucyna: No.

Pregunta: ¿Alguien se quedó?

Lucyna: Sólo el cuerpo del Faraón.

Pregunta: ¿Nada más?

Lucyna: Están las tablillas de información.

Pregunta: ¿Qué hay en esas tablillas?

Lucyna: Quién construyó la Pirámide.

Pregunta: ¿Dónde están puestas esas tablillas?

Lucyna: En el sarcófago, al lado de Keops.

Pregunta: ¿Cuántas de esas tablillas hay?

Lucyna: Muchas.

Pregunta: ¿Qué está escrito en esas tablillas?

Lucyna: Una inscripción exacta. Son hechas de una piedra parecida al granito, sólo que brillante. De la inscripción de la información se encargaban los sacerdotes. En las tablillas está escrito quien construía y qué esconde la Pirámide.

Pregunta: ¿Y qué más esconde la Pirámide? ¿Lo sabes?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Entonces cuéntalo, di que viste?

Lucyna: El aposento.

Pregunta: ¿Dónde se encuentra este aposento?

Lucyna: Sobre el Aposento del Rey hay un aposento secreto. Hay una entrada a él.

Pregunta: ¿De dónde llega esta entrada?

Lucyna: Del Aposento del Rey, hay que mover el sarcófago vacío.

Pregunta: ¿A cuál lado?

Lucyna: En dirección de la primera estrella del cinturón de Orión y entonces la entrada se abre.

Pregunta: ¿Hasta ese aposento?

Lucyna: Sí, las escaleras conducen.

Pregunta: ¿Qué contiene este aposento?

Lucyna: Hay ahí un pedestal, el sarcófago, pero volteado. Sobre él está puesta una pirámide, es toda de cristal.

Pregunta: ¿Qué tan grande es la pirámide?

Lucyna: No grande.

Pregunta: ¿De qué tamaño?

Lucyna: Tal vez un metro, tal vez uno y medio.

Pregunta: ¿Contiene algo adentro?

Lucyna: Sí, contiene

Pregunta: ¿Qué?

Lucyna: No sé, es un equipo.

Pregunta: ¿No sabes para qué sirve y cómo se ve?

Lucyna: Es un equipo electrónico.

Pregunta: ¿Tienes idea, para qué podrá servir?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Para qué?

Lucyna: Para contactarse.

Pregunta: ¿Con quién?

Lucyna: Con Ashun.

Pregunta: ¿Qué es esto?

Lucyna: El planeta, del cual llegaron y llegan. La Pirámide es el punto central de la comunicación con la Segunda Tierra. Este equipo todo el tiempo funciona bajo el principio de los campos magnéticos, que corren en ambas direcciones.

Pregunta: ¿Es seguro entrar a este aposento?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Si alguien entrara, corre algún peligro?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Qué, qué podría suceder?

Lucyna: Si alguien quisiera mover la pirámide, la pequeña pirámide, ocurriría una explosión. Está conectada con la Pirámide.

Pregunta: ¿No se debe mover?

Lucyna: No se debe. Tiene una protección.

Pregunta: ¿De qué manera está protegida?

Lucyna: No sé. Llegar sin algún conocimiento hasta la pequeña pirámide es imposible. Ya la ciencia investigó, que algo hay ahí, solamente que no pueden encontrar la ruta de entrada.

Pregunta: ¿Hay aun otras entradas?

Lucyna: No. Se tendría solamente que mover el sarcófago vacío en el Aposento del Rey y la puerta sola se abrirá, la piedra se arrimará mostrando la entrada.

Pregunta: ¿El sarcófago del rey?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Con el rey?

Lucyna: Abajo de la Pirámide esta el rey Keops.

Pregunta: ¿Abajo de la Pirámide? ¿Cómo es que se encuentra ahí?

Lucyna: Ahí está enterrado.

Pregunta: ¿El sacerdote también está enterrado ahí? ¿Por qué él se encuentra ahí?

Lucyna: Así fue el deseo de los Ángeles.

Pregunta: ¿Por qué?

Lucyna: El secreto debe ser revelado.

Pregunta: ¿Por qué debe ser revelado? ¿Para qué tiene que servir esto?

Lucyna: Para que la gente haga una Tierra igual a la de allá. Esta fue la versión de la Segunda Tierra.

Pregunta: ¿Cómo tiene que suceder esto?

Lucyna: Estos que la construyeron llegarán, a ensañar de todo, van a reparar lo que fue destruido por la gente.

Pregunta: ¿Cómo van a hacer esto?

Lucyna: Enseñarán amor y darán amor. Todo fue precisamente pensado, elaborado, acordado ya desde los tiempos de la construcción. Juno hablaba mucho conmigo.

Pregunta: ¿Algo te transmitió?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Qué te dijo?

Lucyna: Que regresaré.

Pregunta: ¿A dónde?

Lucyna: A la Tierra.

Pregunta: ¿Para qué?

Lucyna: Para ayudar a encontrar la tumba.

Pregunta: ¿Quién tiene que hacer esto?

Lucyna: El chamán o la persona, cuyas intenciones sean sinceras y también debe poseer las predisposiciones de tomar y recibir energía. Cuando la persona se pare en la tumba del Faraón recibirá enormes vibraciones, pero solamente tal persona, ninguna otra, porque entonces la energía no funcionará.

Pregunta: ¿Dónde tiene que pararse aquella persona?

Lucyna: En el lugar del descanso del Faraón.

Pregunta: ¿Qué más?

Lucyna: Entonces dicha persona recibirá las enormes vibraciones y este lugar será.

Pregunta: ¿Hay una persona en particular?

Lucyna: No, cualquiera puede ser y puede ser la elegida. Se trata solamente, de que sus intenciones sean sinceras y se dirija en amor. Tanto la tumba como la Pirámide están bajo una precisa protección. 

Pregunta: ¿La protección de quién?

Lucyna: Precisamente de aquellos, quienes la construyeron. Se ha conducido una supervisión muy estricta por la ciencia.

Pregunta: ¿Por qué?

Lucyna: No sé por qué la ciencia conduce la supervisión.

Pregunta: ¿Ellos saben mucho?

Lucyna: Sí, saben.

Pregunta: ¿Qué saben?

Lucyna: Saben, que la Pirámide tiene una conexión con la Esfinge, con la Tumba y con la pirámide en el fondo del océano.

Pregunta: ¿Y cómo llegar a la tumba del Faraón?

Lucyna: Está muy cubierta de arena.

Pregunta: ¿Cómo encontrarla?

Lucyna: Hay una entrada. De pie ante la cara de la cabeza de la Esfinge, entonces estás de pie sobre la entrada al laberinto. Hay que excavar no hay otra salida.

Pregunta: ¿Qué tan profundo hay que excavar?

Lucyna: No sé. Un piso, tal vez dos. El tiempo hizo lo suyo y por eso el laberinto está más profundo. Quedó muy cubierto a propósito.

Pregunta: ¿Es posible llegar?

Lucyna: Es posible llegar a la tumba del Faraón, hay que excavar, no hay otro camino.

Pregunta: ¿Tenemos que revelar lo que sabemos?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Y qué hay que decir?

Lucyna: Que conocen el secreto del lugar donde está enterrado el Faraón.

Pregunta: ¿A quién hay que transmitir esto?

Lucyna: A la gente, a quienes no les importa la sensación de hacer mucho dinero.

Pregunta: ¿Quién es esa gente, cómo buscarlos?

Lucyna: Opino, que los hay, no son codiciosos de las riquezas.

Pregunta: ¿Dónde hay que buscarlos, cómo llegar a ellos?

Lucyna: Los científicos, quienes también quieren encontrar al Faraón.

Pregunta: ¿Qué se debe hacer primero?

Lucyna: Decir, que conocen el secreto del Faraón.

Pregunta: ¿Hay una persona específica?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Dónde?

Lucyna: En El Cairo, en el museo.

Pregunta: ¿Eso es suficiente por el principio?

Lucyna: No, hay que anunciar las publicaciones, las encontrarán quienes les interese esto.

Pregunta: ¿Ellos ayudarán?

Lucyna: Si, ayudarán.

Pregunta: ¿La Pirámide y la tumba de Keops serán descubiertas?

Lucyna: Sí.

Pregunta: ¿Así sucederá?

Lucyna: Así debe suceder.

Pregunta: Ahora respira profundo, sientes paz, estabas en tu vida pasada.

Lucyna: Estoy aquí.

Pregunta: Lo sé, pero regresarás dentro de un momento a tu vida presente, recordarás todo, pero tienes aún una tarea que cumplir. Dentro de un momento regresarás al cuerpo presente, a la vida presente y te despertarás en la vida presente tranquila, mas enriquecida con las nuevas experiencias, que ya superaste hace un tiempo. Ahora en paz y comprendiendo lo que sucede en la vida presente dentro de un momento te elevarás otra vez al aire, dejarás la tierra egipcia, tu vida aquella. Ya súbete, abandona sin tristeza esa vida.

Lucyna: Algo me detiene.

Pregunta: ¿Qué es lo que te detiene? ¿Qué dejas allá, o qué es lo que no quieres dejar? ¿Qué te detiene? Habla.

Lucyna: Kufu.

Pregunta: ¿Qué es esto?

Lucyna: El Faraón.

Pregunta: ¿Lo amas?

Lucyna: Sí.

Pregunta: El ya está muerto, alcanzó ya su paz, no eres capaz de ayudarlo. Tú tienes todavía que cumplir algo  (llanto, enorme llanto de Lucyna), él yace tranquilo ya no le haces falta, ya no te necesita. Aquí tienes todavía otra misión, allá la tuya ya se terminó.

Lucyna: Quiero despedirme.

Pregunta: ¿Cómo quieres despedirte? Tienes todavía un momento para que te despidas, te separes, hazlo a tu manera. ¿Qué deseas hacer?

Lucyna: Besar.

Pregunta: ¿Dónde lo quieres besar?

Lucyna: En la cara no puedo, está la máscara.

Pregunta: No puedes, pero puedes enviarlo. Envía el beso. Es hora de despedirse, ya pasaste esto. Es hora de  separarse, regresa al día de hoy.

Lucyna: Ya estoy preparada.

Pregunta: Está bien. Elévate en el aire, arriba. Te separas del pasado, ya pasó. Dentro de un momento regresarás a tu cuerpo, te encontrarás en él y sentirás que es conocido y seguro. Te despertaras más enriquecida y más sabia, más tranquila por los recuerdos del pasado, más silenciosa, mejor. Tuviste un viaje muy lejano. Bájate ahora, permite a tu subconsciencia regresar a tu cuerpo presente, como a tu casa. Estás ya en el cuerpo tranquila, tuviste un viaje largo, eres muy valiente, muy valerosa. Dentro de un momento contaré hasta tres, cuando diga tres, abrirás los ojos, te despertarás aquí y ahora. Ya regresaste a tu cuerpo…

(…) Preparación para sacar a Lucyna del estado alterado de conciencia.

FUNDACIÓN The mysteries Of the World(Los Misterios del Mundo)

DIRECCIÓN DE LA FUNDACIÓN:

The Mysteries of the World
P.O.Box 345 86
Chicago, IL. 60634 – 0586

OFICINA:

Barbara Choroszy: barbarachoroszy@yahoo.com
Ryszard Choroszy tel: (773)625-1409 & e-mail: ryszardchoroszy@yahoo.com